Público
Público

Catalunya en Comú-Podem no logra convertirse en llave de Gobierno

Las últimas encuestas indicaban que la candidatura de Xavier Domènech iba a ser decisiva para la formación del nuevo Govern, pero los resultados de Junts per Catalunya han superado todas las expectativas. Con ERC suman 66 diputados, a sólo dos escaños de la mayoría absoluta. Los cuatro escaños de la CUP les permitirían formar Gobierno.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cabeza de lista de Catalunya en Comú Podem, Xavier Domènech, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, comparecen para valorar los resultados de las elecciones catalanas en el Campus universitario de la UPF en Ciutadella. EFE/Alejandro García

Los resultados de las elecciones catalanas de este 21-D han supuesto un jarro de agua fría para Catalunya en Comú Podem, confirmando sus peores temores.

Pese a la clara victoria de Inés Arrimadas (Ciudadanos)el equilibrio de fuerzas en el nuevo Parlament catalán se inclina claramente en favor de las formaciones independentistas, por lo que la candidatura de Xavier Domènech no logra convertirse en llave de Gobierno. Ha cosechado 315.000 votos, un 7,5% del total, lo que se traduce en sólo 8 escaños -7 diputados por Barcelona y uno por Tarragona.

Los Comunes contaban con superar el resultado de  Catalunya Sí que Es Pot, que logró 11 escaños, 3 más que ellos

Con la inesperada remontada de la candidatura de Carles Puigdemont con respecto a las encuestas (34 escaños), y con el tibio resultado de la lista que encabeza Oriol Junqueras -que ha seguido las elecciones desde la prisión de Estremera-, las fuerzas que en 2015 acordaron constituirse en Junts pel Sí sumarían 66 escaños en la nueva cámara, situándose a apenas dos diputados de la mayoría absoluta.

Llegada del cabeza de lista de Catalunya en Comú Podem Xavier Domènech, para valorar los resultados de las elecciones catalanas en el Campus universitario de la UPF en Ciutadella. EFE/Alejandro García

Teniendo en cuenta que la CUP se ha hecho con cuatro escaños -uno más que el PP, que ha perforado su suelo electoral-, el bloque independentista ha vuelto a sobrepasar el umbral de la mayoría absoluta, aunque por el camino ha perdido dos asientos en el Parlament. De lograrse el previsible -y complicado- pacto entre estas fuerzas, el apoyo de Domènech no sería en absoluto necesario, y el artículo 155 de la Constitución no habría servido más que para hurtar unos meses a un Govern independentista. En este escenario, el hipotético -y muy, muy difícil- acuerdo entre ERC, PSC y Catalunya en Comú-Podem con el que especulaban los últimos se antoja completamente imposible.

Podemos pierde 3 escaños, a pesar de haber sumado a Colau

Se cumplen también los peores presagios de la candidatura que aglutina al partido de Domènech y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y Podemos. En el momento en que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convocó las elecciones de este jueves, vía artículo 155, Los Comunes daban por sentado que superarían el resultado de la candidatura de Podem, ICV y EUiA para los comicios de 2015, Catalunya Sí que Es Pot. Esta lista logró 11 escaños, 3 más que Catalunya en Comú-Podem. 

Íñigo Errejón: "En un Madrid -Barça nadie vota al arbitro". Catalunya en Comú Podem ha sido el árbitro.

Las razones de este optimismo: que en la lista de 2015 no se integró la entonces naciente formación de Colau, y que Catalunya Sí que Es Pot fue liderada por un candidato menos conocido que Domènech, Lluís Rabell. A esto se suma el hecho de que En Comú Podem, la confluencia catalana que ha liderado Domènech hasta la fecha, fue también la fuerza más votada en Catalunya en las dos últimas elecciones generales. 

Así, y a pesar de que las encuestas llevan semanas congeladas en el mismo resultado, Catalunya en Comú-Podem ha insistido en que el millón de indecisos -de un total de 5,5 millones de catalanes llamados a votar- podrían decantar la balanza a su favor. 

Y, aunque Los Comunes sabían que no les interesaba ser percibidos como meros "árbitros" en una partida fuertemente polarizada, las palabras del diputado y dirigente de Podemos Íñigo Errejón han resultado ser proféticas: "En un Madrid -Barça nadie vota al arbitro", ha afirmado Errejón en varias ocasiones. Finalmente les ha tocado arbitrar, y finalmente han empeorado los resultados que en su día Pablo Iglesias tildó de "altamente decepcionantes".​

Este mal resultado llega, además, tras una confluencia orquestada a toda velocidad, y después de la polémica dimisión forzosa del que fuera secretario general de Podem, Albano Dante Fachin, y de la instauración de una gestora -Equipo Técnico-. Precisamente, la dirección estatal acusó a Fachin de estar más cerca de las posiciones de los independentistas que de las que defendía el partido morado, y hoy el exlíder de Podem ha celebrado que haya números para formar un nuevo Govern independentista.

Domènech reconoce que "no es el resultado esperado"

Doménech comparecerá en rueda de prensa este viernes a las 10.30, pero hasta la fecha no hay constancia de la convocatoria de ninguna reunión de su candidatura, ni tampoco de Podemos. 

En su breve discurso de este jueves, Doménech ha reconocido que éste no es "el resultado esperado", y ha llamado "al conjunto de fuerzas progresistas" a reflexionar sobre la victoria de la derecha en estos comicios, en los que Ciudadanos se ha visto catapultado hasta un resultado muy por encima de lo esperado, y en los que el PP se ha hundido hasta alcanzar niveles nunca vistos.