Público
Público

Colau denuncia que el Estado tiene fondos para asistir a los refugiados "que no se están utilizando"

La alcaldesa de Barcelona pide al Gobierno de Rajoy que colabore y esté "a la altura de las circunstancias".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barcelona. -La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido al Estado que aumente la cuota de refugiados para hacer frente a la grave crisis migratoria que se está viviendo Europa, ya que España debe estar a la "altura de las circunstancias" y tiene fondos económicos destinados a esa finalidad y "no se están utilizando".

Colau ha criticado ante la prensa, a su salida de una reunión con la ministra de Fomento, Ana Pastor, que España sea el Estado europeo que menos refugiados está acogiendo, "a pesar de ser el que más fondos europeos está recibiendo destinados al refugio y al asilo".

Por este motivo, la alcaldesa ha pedido al Gobierno que colabore en esta misión "porque hay que estar a la altura de las circunstancias" y ha asegurado que "hay fondos económicos destinados a esa finalidad que no se están utilizando".

Red de refugiados

Para ello, debido a que Barcelona ya tiene alrededor de 1.000 personas que han pedido asilo y que "se encuentran en el limbo y desprotegidos" por la lentitud de los trámites, ha explicado, Colau ha propuesto que las ciudades se ofrezcan como "lugar de colaboración", tal y como ha hecho su Ayuntamiento, que ha creado una "red de ciudad de refugio, de asilo, frente a esta crisis humanitaria".

Con esta iniciativa, Barcelona abre la posibilidad de "recoger el sentir ciudadano", es decir, la solicitud de familias que quieren acoger a otras para ayudar. Un proyecto que, según ha anunciado Colau, ha recibido una "enorme respuesta" en poco tiempo, tanto de los ciudadanos como de otros consistorios catalanes y del territorio español, como Madrid, Valencia o A Coruña, que quieren participar "activamente".

"Frente a esta situación está habiendo mucha reacción ciudadana, eso nos tiene que alegrar y enorgullecer, porque tenemos una sociedad que no es indiferente al dolor humano", ha concluido.