Público
Público

Condenada Air Europa por atender a los discapacitados con un teléfono de pago 902

La normativa europea sobre los derechos de las personas con movilidad reducida garantiza que las compañías aéreas presten la asistencia a estos viajeros sin cargos adicionales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

La compañía vulneró los derechos de las personas discapacitadas o con movilidad reducida al cobrarles costes adicionales.

La Audiencia Nacional ha confirmado la sanción de 4.500 euros impuesta a Air Europa por poner una línea telefónica 902 en la página web para atender a las personas con movilidad reducida.

La sentencia aborda la situación a la que se enfrentan los pasajeros con discapacidad o movilidad reducida cuando van a viajar en avión. Estos pasajeros deben avisar con anterioridad si van a viajar con perros guía o si necesitan equipos de movilidad. Y Air Europa puso en su web un teléfono 902 para atenderlos, con la obligatoriedad de que tenían que llamar 48 horas antes de emprender un vuelo.

Air Europa sostenía en su recurso que la línea 902 que había establecido para estos pasajeros no suponía un número de tarificación adicional.

La sentencia, que ha tenido como ponente al magistrado Manuel Ponte, establece que este tipo de líneas 902 no son gratuitas y por tanto el usuario que llama afronta unos costes mayores o menores "que el coste real de los medios de telecomunicaciones empleados por los operadores".

Ponte se basa en la normativa europea, que garantiza que las compañías aéreas prestaran, sin cargo adicional, la asistencia en los aeropuertos a personas con discapacidad. Por ello, confirma la sanción por no cumplir el Reglamento de la Comisión Europea 1107/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida.

El juez central de los contencioso número 11 considera que Air Europa incurrió en una infracción leve, con independencia de que la compañía corrigiera luego su conducta. Por ello, confirma con esta sentencia la sanción de 4500 euros que impuso en octubre de 2014 la Agencia Estatal de Seguridad Aérea a dicha compañía.