Público
Público

Cospedal echa a la calle a nueve de cada diez interinos que la Justicia le obligó a readmitir

La Junta de Castilla-La Mancha sólo salva, tras las reuniones con los sindicatos, cinco plazas públicas de las 134 que pretende amortizar en la Consejería de Educación.

Publicidad
Media: 3.47
Votos: 19
Comentarios:

La presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Archivo EFE

MADRID.- Más del 90%. Ese es el porcentaje de plazas públicas que el Gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha eliminará finalmente y que afectará a los interinos que, por sentencia judicial, debían ser readmitidos. 

Así se desprende de la última propuesta que la Junta de
presentó este martes a los sindicatos de la Mesa Sectorial (STAS-CLM, UGT, CCOO y CSI-F), en la que la Administración les ha informado de que sólo salvará cinco puestos de los 134 que pretendía suprimir en la Consejería de Educación y Cultura. De esas 134 plazas, 61 pertenecen a interinos que fueron despedidos en 2012 y que volvieron a sus puestos a finales del año pasado.

En 2012, la Junta redujo 672 plazas públicas. Algunas de ellas estaban vacantes, pero la medida afectó a más de 400 interinos que fueron despedidos. Los sindicatos iniciaron una batalla legal que terminó con el Ejecutivo autonómico obligado por el Tribunal Supremo a reincorporar a los afectados.

Tras la sentencia, Cospedal quiso burlarla, planteando a los sindicatos el despido de 700 empleados públicos antes incluso de haber ejecutado la orden del Alto tribunal. Una vez más, las protestas le obligaron a recular: prometió la reinserción de los despedidos y la renegociación de la destrucción de empleo público

Sin embargo, STAS-CLM y UGT-CLM han denunciado, con un incidente de ejecución de la sentencia interpuesto ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, las irregularidades del proceso de readmisión. Esto es, problemas en la reocupación de sus puestos, en algunos casos, bien porque habían sido eliminados, redistribuidos, o previstos de próxima supresión; bien porque sus jefes no les daban trabajo una vez habían vuelto, según informó la prensa local.

Por ello, ambas formaciones instan a la Justicia a determinar "un plazo máximo" para el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo, a obligar a la readmisión de los afectados, así como a "condenar a la Administración al pago de costas" de este último paso por los tribunales. 

Mientras se resuelve el citado incidente de ejecución, el Gobierno que dirige la también secretaria general del PP no da señales de querer cambiar su "hoja de ruta", denuncian UGT y STAS-CLM. Es más, tras la reunión de este martes, en la que se debatía la reestructuración de 134 plazas públicas dependientes de la Consejería de Educación, nueve de cada diez interinos readmitidos volverán a quedarse en la calle.

De esas 134 plazas, 61 estaban ocupadas por quienes deberían haber sido readmitidos. De esas 61, 45 pertenecen a empleados que ya habían vuelto a sus puestos de trabajo y 16, a personas a las que el departamento que dirige Marcial Marín cesa antes de que se reincorporen: un total de 56 serán eliminadas.

En concreto, serán suprimidos 49 puestos del cuerpo administrativo; 12, del cuerpo técnico; 48, del personal de bibliotecas (la Junta ha salvado una plaza aquí); y 20, del personal de centros educativos (cuatro se salvan).

Falta por saber qué ocurrirá en otros departamentos como el de Fomento —el próximo a debatir en la Mesa de la Función Pública-. Pero, si Cospedal sigue al mismo ritmo, más del 90% de los afectados volverán a estar en la calle sin ni siquiera haber vuelto a pasar por su puesto de trabajo.