Publicado: 05.01.2016 20:33 |Actualizado: 05.01.2016 20:33

La CUP se siente insultada por Mas y asegura que es Convergència la que debe actuar para alcanzar un acuerdo

El partido catalán asegura a través de un comunicado que no quieren entrar en "el vocabulario agresivo, el discurso fratricida ni en las faltas de respeto que ha hecho en todo un espacio político que es el de la izquierda independentista"

Publicidad
Media: 4.09
Votos: 11
Comentarios:
Los diputados de la CUP Gabriela Serra (c), Sergi Saladié (i) y Xevi Generó (d), durante la rueda de prensa. EFE/ Quique García

Los diputados de la CUP Gabriela Serra (c), Sergi Saladié (i) y Xevi Generó (d), en rueda de prensa. EFE/Quique García

BARCELONA.- La CUP ha anunciado a través de un comunicado que "no quiere entrar a responder en los términos insultantes con que el presidente en funciones de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, se ha referido a nuestro partido, a su decisión y a sus mecanismos asamblearios".

El partido ha asegurado que han tomado una decisión "difícil y dolorosa para muchos, pero se ha tomado democráticamente y con responsabilidad". Por lo que "la altura de miras y el sentido de país piden ahora un movimiento a los dirigentes de Convergència", según el comunicado.



Asimismo, han defendido que no quieren entrar en "el vocabulario agresivo, el discurso fratricida ni en las faltas de respeto que ha hecho en todo un espacio político que es el de la izquierda independentista".

El colectivo independentista ha reivindicado que han dejado claras sus posturas, "acompañadas de vías de implementación", y que han apuntado "diferentes posibilidades, recursos y calendarios para ejecutar cada una de las propuestas en materia de plan de choque, ruptura, proceso constituyente y presidencia".

El partido catalán sostiene que el plan de choque del que se ha hablado durante un mes y medio es la propuesta de la CUP, "pero de ninguna manera responde al programa político de éste, que era mucho más ambicioso". Asimismo, "es un plan de choque hecho a partir de renuncias y concesiones por parte de la CUP, que quería responder a las mayorías parlamentarias surgidas del 27-S ya la situación de emergencia social del país. Finalmente, lo que se nos ha ofrecido, y lo ha reconocido el propio presidente en funciones Artur Mas, es sencillamente el programa electoral de Junts el Sí".

Condiciones para iniciar una legislatura

Desde la CUP han planteado "construir sobre la propuesta, también en el terreno de la presidencia", lo que les ha llevado a insistir en una presidencia de consenso. Incluso han puesto sobre la mesa "fórmulas de copresidencia, de presidencia rotatoria y un gobierno con un comisionado internacional por el proceso". De este modo, han apuntado que "quien ha dicho que no a todas estas propuestas ha sido Artur Mas, con quien —como es sabido— la CUP ha negociado directamente en algunos momentos".

El partido ha señalado que "hoy todavía hay 72 diputados independentistas y las condiciones para iniciar una legislatura. Lo que queda del resto de la semana puede estar al servicio de ir a unas nuevas elecciones, tal y como parecía indicar el discurso de Artur Mas más propio de un inicio de campaña electoral, o estar al servicio de encontrar una solución de consenso para evitar estas elecciones".

Etiquetas