Público
Público

Defensa prohíbe leer porno a los militares arrestados

La Asociación Unificada de Militares Españoles denuncia la prohibición del uso del móvil y la revisión de las lecturas en el establecimiento disciplinario donde cumple un mes de arresto su presidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni teléfono móvil ni 'lecturas pornográficas'. Son dos de las prohibiciones más llamativas impuestas al presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), el subteniente Jorge Bravo, en el establecimiento disciplinario militar de Colmenar Viejo (Madrid) . Bravo cumple desde esta semana un mes de arresto en este centro por pedir públicamente que se recortasen los gastos supérfluos de las Fuerzas Armadas en vez de la paga extra de los militares.

El secretario general de la asociación, Mariano Casado, ha calificado de 'escandalosas y vulneradoras de derechos' estas restricciones que sufre Bravo y el resto de personal arrestado en el centro. Están recogidas en las normas de régimen interno de la base logística San Pedro, donde se ubica este establecimiento disciplinario donde Bravo estará encerrado un mes.

Casado explicó a Público que no entiende que 'se revisen las lecturas de un ciudadano adulto, ni que se le retire el móvil impidiéndole así estar en contacto con la familia y los amigos'. Y lo más grave, para el secretario general de la AUME, no es el caso de Bravo, cuya asociación puede denunciar estas condiciones, 'sino la del resto de soldados que las sufren igual y no tienen detrás a una asociación'.

El establecimiento disciplinario dispone en sus normas, textualmente, que al arrestado 'se le pasará revista minuciosa de pertenencias, retirando aquellos objetos prohíbidos, tales como agujas para tatuajes, medicamentos, drogas, jeringuillas hipodérmicas, lecturas perniciosas (pornografía y libros de fondo aberrante)'.

'Al mismo tiempo --prosigue el documento--, se recuerda la prohibición de portar y usar teléfono móvil durante su estancia en el establecimiento disciplinario militar'.

Mariano Casado señala que estas normas internas se derivan del régimen penitenciario militar vigente, que tiene más de dos décadas y que califica de obsoleto. En el documento de la base San Pedro, al que ha tenido acceso Público, no hay definición alguna de lo que es un libro de 'fondo aberrante'.

La AUME ha convocado para el próximo día 27 una concentración frente a la sede del Ministerio de Defensa para protestar contra el arresto de su presidente, que además recurrirá ante el jefe del Estado Mayor del Ejército. Asimismo, la próxima semana solicitará a la Defensora del Pueblo que visite el establecimiento disciplinario de Colmenar para que compruebe 'in situ' las condiciones en que se encuentran las personas arrestadas.

Bravo fue arrestado por hacer declaraciones a dos emisoras de radio en julio de 2012 en las que mostraba su preocupación por el recorte de la paga extra de Navidad a los funcionarios acordado ese mismo mes por el Gobierno, y reclamaba que antes se suprimiesen gastos supérfluos en las Fuerzas Armadas.

Según el general jefe de los Sistemas de Información del Ejército, José Manuel Roldán Tudela, que le ha arrestado, el subteniente Bravo cometió una infracción disciplinaria grave consistente en 'hacer declaraciones, peticiones o manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas; realizarlas a través de los medios de comunicación social o formularlas con carácter colectivo'. Lo que está prohibido en el artículo 8.18 de la Ley Disciplinaria de las Fuerzas Armadas.