Público
Público

Fin de ETA El etarra Troitiño llega a España extraditado por el Reino Unido 

Este lunes será puesto a disposición del juez José de la Mata, quien le comunicará que está procesado por delito de integración en organización terrorista.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Troitiño, en Londres en 2014. EFE/Daniel Leal-Olivas

El etarra Antonio Troitiño, requerido por la Audiencia Nacional desde 2012 por presunta reintegración a ETA, ha llegado este viernes a España después de que la Justicia británica acordara su extradición y comparecerá el lunes ante la Audiencia Nacional.

Fuentes de la Audiencia Nacional han confirmado que el etarra está siendo ya conducido camino de prisión custodiado por las fuerzas de seguridad del Estado y que el lunes a las 9.30 horas será puesto a disposición del juez José de la Mata, quien le comunicará que está procesado por delito de integración en organización terrorista.

La extradición se ha hecho efectiva tras un proceso de entrega que ha durado más de tres años y en el que han intervenido varios jueces y fiscales de la Audiencia Nacional.

Se ha producido después de que el Tribunal Superior de Londres rechazara una petición de la defensa del etarra de prorrogar una orden judicial que impedía su entrega a la espera de que se resolviera un juicio paralelo de inmigración que tiene pendiente en el Reino Unido.

Los jueces Ian Burnett y Duncan Ouseley revocaron la orden, al concluir que ese juicio pendiente en el Alto Tribunal de Inmigración y Asilo, que estaba programado para los días 9 y 10 de mayo, no debe bloquear la extradición.

Troitiño ha permanecido detenido en la cárcel de alta seguridad londinense de Belmarsh hasta su entrega.

Extraditaciones

El etarra ha protagonizado cuatro procesos de extradición -en virtud de sendas órdenes europeas de detención emitidas por la Audiencia Nacional española- y otro paralelo de inmigración, que, como consecuencia del dictamen que permitió su entrega a España, será seguramente anulado.

Troitiño ganó los tres primeros juicios, después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazara, en octubre de 2013, la aplicación retroactiva de la doctrina Parot, que España quería imponerle.

En el transcurso de los procesos, la Justicia británica ha desestimado además un cargo formulado inicialmente por la Audiencia Nacional contra este sospechoso por presunta falsificación de documentos.

De esta manera, el Reino Unido le ha entregado finalmente por un único delito, el de integración en organización terrorista, y la justicia española no podrá acusarle de falsificación en documentación oficial, tal y como figuraba inicialmente en la causa, porque este delito no ha sido aceptado por los jueces británicos.

Atentados

El acusado, de 59 años, fue detenido en 2012 por primera vez en el Reino Unido, adonde llegó tras haber salido en libertad en España en abril de 2011, tras cumplir una pena de 24 años por varios atentados cometidos en la década de los años 80.

Entre otros, Troitiño fue autor de un ataque en 1986 contra un autobús de la Guardia Civil en Madrid, en el que murieron doce agentes y hubo más de medio centenar de heridos.

La justicia española comenzó su búsqueda cuando las fuerzas de seguridad comprobaron que había conseguido documentación falsa y que había salido del territorio nacional pasando a la clandestinidad, para incorporarse otra vez en las filas de ETA.

Según relata el juez De la Mata en uno de sus autos, "Troitiño se puso de nuevo en contacto con la organización terrorista ETA a fin de que le ayudara a huir de España y así hacer ineficaz la busca y captura dictada contra el mismo".

Ello lo hizo, "aceptando con ello un sometimiento a las instrucciones de la organización terrorista en relación con lo que denomina Colectivo de Refugiados, rama que agrupa a sus militantes en países que no sean España o Francia, siempre a disposición de ETA".

Así, según han indicado las fuentes de la Audiencia Nacional, Troitiño hizo llegar una fotografía suya al aparato de falsificación de ETA, que le entregó seis documentos de identidad españoles simulados con su fotografía.