Público
Público

Cuatro familiares del rey usaron la amnistía fiscal de Montoro para aflorar 4 millones ocultos en Suiza

Alicia de Borbón-Parma y Habsburgo-Lorena, Carlos de Borbón-Dos Sicilias, Cristina de Borbón-Dos Sicilias de Orleans y Pedro de Borbón-Dos Sicilias de Orleans pagaron a Hacienda el 1,8% de los fondos que guardaban en cuentas secretas

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 12
Comentarios:

Carlos de Borbón-Dos Sicilias con el rey emérito.

MADRID.- Cuatro familiares del rey Felipe VI —la infanta de España Alicia de Borbón Parma, su hijo, el infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias y dos de sus nietos— se acogieron a la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012 y regularizaron más de cuatro millones de euros que escondían en el banco suizo Lombard Odier. Por hacer aflorar ese dinero, pagaron a Hacienda 73.436 euros, un 1,83% de los fondos que guardaban en cuentas secretas, según la información exclusiva a la que han tenido acceso La Marea, Diagonal y eldiario.es a través del buzón filtrala.org.

El consorcio de medios que participan en esta investigación se ha puesto en contacto con todos los aludidos, pero éstos no han querido responder a ninguna pregunta.

Alicia de Borbón-Parma y Habsburgo-Lorena, infanta de España, tía del rey emérito y tía abuela de Felipe VI, presentó su declaración tributaria especial (DTE) el 29 de noviembre de 2012, dos días antes de que se cerrara el plazo de la amnistía fiscal. La cantidad regularizada por la aristócrata, según el documento explicativo de la declaración, se corresponde con las plusvalías obtenidas en sus inversiones entre 2008 y 2010, concretamente 518.815,81 euros de base imponible que emanan de unos activos regularizados por valor de 2,36 millones de euros. Por la puesta en circulación de esta fortuna, Alicia de Borbón-Parma abonó a las arcas del Estado 51.881,51 euros, un 2,2% del montante total aflorado.

Carlos de Borbón-Dos Sicilias, el primo de Juan Carlos I y tío de Felipe VI, nombrado infante de España por el rey emérito y fallecido a finales de 2015, regularizó activos por valor de 1,28 millones en una declaración tributaria especial presentada el 28 de noviembre de 2012, un día antes que su madre, la anteriormente citada Alicia de Borbón-Parma. Al igual que ésta, Carlos de Borbón-Dos Sicilias declaró sus plusvalías en el periodo 2008-2010, con una base imponible de 194.054,03 euros y una cuota a ingresar de 19.407,40 euros. Las arcas públicas españolas se llevaron un 1,52% del total de activos puestos en circulación, lejos de aquel 10% que el ministro de Hacienda había anunciado cuando justificaba la controvertida amnistía fiscal. Los activos depositados en estas cuentas permanecieron 32 años y 16 años respectivamente lejos del radar de la Agencia Tributaria. Pero sí fueron aflorados en cuanto los términos amnistía fiscal fueron añadidos a la ecuación.

Siguiendo en línea descendiente familiar, dos de los hijos de Carlos de Borbón-Dos Sicilias, Cristina y Pedro, regularizaron 177.735 euros cada uno el 28 de noviembre de 2012, con una base imponible de 10.743 euros por la que pagaron 1.074 euros a las arcas públicas. Un 0,60% de la cantidad puesta en circulación.