Público
Público

La Fiscalía no pide medidas cautelares para Trapero ni para los presidentes de ANC y Omnium

Presenta un informe de la Guardia Civil que obligará al jefe de los Mossos y a Sánchez y Cuixart a volver a declarar ante la Audiencia Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El major de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, a la salida de la Audiencia Nacional. REUTERS/Javier Barbancho

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no ha solicitado la aplicación de ninguna medida cautelar para el mayor de los Mossos d'Esquadra, Jospe Lluís Trapero ni para los presidentes de la ANC, Jordi Sànchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart tras las comparecencias de este viernes en la Audiencia Nacional, por lo que todos ellos han quedado en libertad.

Han acudido como investigados por un presunto delito de sedición relacionado con los incidentes registrados los pasados 20 y 21 de Barcelona durante la operación policial que se desarolló contra altos mandos de la Generalitat por la preparación del referéndum del 1-O.

Trapero ha contestado a todas las preguntas, según las mismas fuentes, mientras que Sánchez sólo lo ha hecho a las cuestiones planteadas su abogado y Cuixart se ha negado a responder a ninguna de las partes. Antes de Trapero, ha intervenido por videoconferencia la intendente de los Mossos Teresa Laplana, citada también hoy para declarar como investigada por sedición por el asedio a la Guardia Civil del 20 de septiembre.

Tras quedar en libertad, el jefe de los Mossos ha abandonado la sede de la Audiencia Nacional en coche entre aplausos de políticos independentistas que han acudido a apoyar a los investigados en esta causa y gritos de "traidor" de un grupo de ciudadanos que se encontraba en la calle Génova.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 acordó la citación de todos ellos una semana después de admitir a trámite la denuncia presentada por la Fiscalía contra las personas que participaron en las concentraciones durante los registros ordenados por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

La Fiscalía ha presentado un "voluminoso" informe de la Guardia Civil que obligará a Trapero y a los líderes de ANC y Òmnium Cultural a volver a declarar ante la Audiencia Nacional. El informe extiende la investigación por sedición hasta el 1 de octubre y a "otros delitos" más, según el ministerio público que pedía la suspensión del interrogatorio a los cuatro investigados.

Los presidentes de Òmnium Cultural y de la ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, a la salida de la Audiencia Nacional. REUTERS/Javier Barbancho

La juez instructora, Carmen Lamela, ha optado por interrogarlos de todas formas y anuncia una nueva citación.

Trapero aportará todas las llamadas que realizó en la jornada del 20 de septiembre, cuando casi 50.000 personas rodearon la sede de la consellería de Economía mientras una comisión judicial practicaba un registro y quedó rodeada.

Jordi Sánchez ha destacado a preguntas de su abogado que pidieron una autorización para la manifestación y que fue "pacífica". Por su parte, Jordi Cuxat se ha negado a declarar porque no reconoce a la Audiencia Nacional para juzgarle por un delito de sedición, que niega. Su defensa considera que, en todo caso, debería ser investigado por un juzgado de lo penal de Barcelona, ya que se trata de un delito contra el orden público y no estaba destinado a alterar la forma de gobierno, según fuentes de su defensa

(Habrá ampliación)