Público
Público

La Gestora del PSOE estira los plazos: el próximo Comité Federal sólo dará la fecha "aproximada" del Congreso

Mario Jiménez anuncia que a pesar del parón en el Congreso los socialistas han pedido la comparecencia urgente de varios ministros, entre ellos el de Exteriores, para que aclare si mantendrá a Federico Trillo como embajador tras las revelaciones sobre el Yak-42. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El portavoz de la Gestora del PSOE, Mario Jiménez, durante la rueda de prensa del viernes, para valorar la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras el último Consejo de Ministros del año. EFE/Paco Campos

MADRID.- Si alguien esperaba que este miércoles la Gestora del PSOE despejara dudas sobre la fecha en la que se celebrará el 39 Congreso Federal del PSOE es probable que se haya llevado un nuevo chasco. El portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, advertía desde Ferraz que ni siquiera esperan que el Comité Federal que se celebrará el 14 de enero permita establecer una fecha cerrada, sino que simplemente fijará "con bastante aproximación" la fecha en la que tendrá lugar este congreso.

Jiménez evita pronunciarse sobre la fecha en la que a su entender debería celebrarse este Congreso: "Las visiones individuales tienen poca trascendencia"

En la primera rueda de prensa del partido en lo que va de año, tras la reunión de la Gestora en la sede socialista en Madrid, Jiménez ha evitado pronunciarse sobre la fecha en la que a su entender debería celebrarse este Congreso -"Las visiones individuales tienen poca trascendencia"- y se ha limitado a afirmar que tendrá lugar "antes de verano", como por otra parte ya se daba por hecho. 

En los días previos al Comité Federal del sábado 14, el presidente de la Gestora, Javier Fernández, conversará con distintos secretarios generales autonómicos "para sondear la fecha que mejor responde al trabajo que tiene por delante el partido", afirmaba Jiménez. Después volverá a reunirse la Gestora, que planteará una "propuesta completa" de este calendario que posteriormente será sometida a ratificación por este Comité.

En esta línea, Jiménez ha recordado que en cualquier caso será necesario convocar un Comité Federal extraordinario -posterior al del 14 de enero- para convocar el Congreso, establecer la normativa a aplicar y otras cuestiones. "Cuando se establezca la fecha de celebración del Congreso se podrán establecer con más claridad los hitos, encuentros y convenciones que queremos poner en marcha", así como los "puntos de la ponencia política", apostillaba. El Congreso Federal se celebrará en dos fases; una inicial con primarias para elegir al secretario general, y una segunda que culminará con la elección del resto de órganos y documentos. 

El 1 de enero se cumplieron tres meses desde la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general, así como del establecimiento de la Comisión Gestora que debe pilotar el partido hasta el nuevo Congreso, algo que en opinión de algunos dirigentes socialistas críticos se está dilatando demasiado en el tiempo. Precisamente este mismo miércoles, a su entrada en Ferraz, dos dirigentes críticos miembros de la gestora pedían celebrar este Congreso en abril. Teniendo en cuenta que los estatutos del partido fijan un periodo de 60 días desde que el Comité Federal extraordinario convoca hasta que se celebra el Congreso, y que aún no hay fecha para este Comité, parece difícil que el Congreso tenga lugar en este plazo. 

El PSOE pide la comparecencia de cinco ministros

Por otra parte, Jiménez ha anunciado que su formación ha solicitado este miércoles la convocatoria de la Diputación Permanente del Congreso para que apruebe las comparecencias de cinco ministros. Entre ellos, de forma "urgente", la titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, y el de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, por el Yak-42.

Al margen de estas comparecencias, el PSOE también ha pedido que acudan ante sus respectivas comisiones los ministros de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; Hacienda, Cristóbal Montoro, e Interior, Juan Ignacio Zoido.

"Es urgente que el Gobierno comparezca de manera inmediata", sostenía Jiménez, sacando pecho porque su formación haya "tomado la iniciativa" en un escenario de parálisis de la Cámara Baja, que no volverá a funcionar a pleno rendimiento hasta febrero.