Publicado: 20.04.2015 19:51 |Actualizado: 29.01.2016 17:09

El Gobierno elude responder sobre las gestiones de Felipe VI en Arabia Saudí

El Ejecutivo de Mariano Rajoy evita, con evasivas, una pregunta registrada por el PNV en el Congreso en la que el grupo vasco exigía conocer si el rey había mediado por la defensa de los derechos humanos en el caso de Raif Badawi.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Felipe VI ofrece sus condolencias al Rey Salman por el fallecimiento del Rey Abdullah. FOTO: CASA REAL

Felipe VI ofrece sus condolencias al Rey Salman por el fallecimiento del Rey Abdullah. FOTO: CASA REAL

MADRID.- Son las "embajadas" las encargadas de "mantener un diálogo estructurado con Arabia Saudí en materia de Derechos Humanos". El Gobierno de Mariano Rajoy ha eludido así, con evasivas, responder a una pregunta del PNV sobre las gestiones del rey en dicho país con respecto al caso de Raif Badawi, el activista saudí condenado a mil latigazos y diez años de cárcel por haber creado un foro en Internet en el que abogaba por la separación de poderes entre Iglesia y Estado.

La cuestión, registrada por el Grupo Vasco en el Congreso de los Diputados el pasado 29 de enero, era clara y directa: "¿Ha realizado Felipe VI alguna gestión en favor de los derechos humanos en su visita a Arabia Saudí?". La respuesta, en cambio, no lo ha sido.

De hecho, ni siquiera cita al monarca en los cuatro párrafos que dedica a explicar las "intenciones" de la Unión Europea sobre posibles "gestiones" en Riad respecto al citado caso. De la posible intervención del rey en el mismo sentido, ni una palabra



Felipe VI había viajado al país saudí justo en plena polémica por el caso de Sadawi. Mientras ONG como Amnistía Internacional y Human Right Watch lanzaban campañas para pedir al rey de Arabia la paralización de la ejecución de su condena, el monarca español acudió al funeral de Abdalá bin Abdulaziz para mostrar sus condolencias a la familia real, especialmente al heredero, Salman Ibn Abdulaziz, con quien ya Juan Carlos mantenía una estrecha relación. Una amistad muy criticada porque supone la connivencia de España con un régimen que multa a las mujeres que conducen y condena a quien expresa ideas democráticas en público, como Sadawi.

Según la respuesta escrita del Ejecutivo, "el caso del Sr. Badawi ha sido objeto de atención en el marco de la Unión Europea en el que están en marcha gestiones al respecto". Así, recuerda que "el portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior emitió un comunicado en el que destacaba el carácter contrario a la dignidad humana de los castigos corporales", que la UE considera "crueles, inhumanos y degradantes".  

En el mismo comunicado, añade, "se solicitaba a Arabia Saudí la suspensión de la ejecución de la condena", así como "la eliminación de la flagelación como castigo". "España, como miembro de la UE, se solidariza plenamente con la posición expresada en dicho comunicado", se justifica el Gobierno del PP. 

Además, asegura que la UE "tiene intención de llevar a cabo una gestión en Riad con las autoridades saudíes para pedir la revocación del castigo impuesto al Sr. Badawi"; una gestión en la que "se contempla" la participación de España y que fue aplazada, dice el Ejecutivo precisamente, por la muerte del rey Abdullah. Pero ni siquiera cita el viaje del monarca con motivo de su funeral, ni la relación de éste con su homólogo saudí, ni en qué consiste su función diplomática en el país.

Es más, concluye que "tanto la Embajada de España en Riad como las Embajadas del resto de Estados miembros de la UE disponen de canales diplomáticos propios que permiten mantener un diálogo estructurado con Arabia Saudí en materia de Derechos Humanos". "Y es por estos conductos por los cuales España y el resto de la UE trasladan a las autoridades saudíes los mensajes anteriormente referidos", zanja el comunicado.