Publicado: 13.06.2014 14:20 |Actualizado: 13.06.2014 14:20

El Gobierno privatiza el 49% de Aena y mantendrá el control del gestor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno abrirá a inversores privados el 49% del capital Aena Aeropuertos, de forma que el 28% se colocará en bolsa a través de una oferta pública de venta (OPV) y el 21% restante se licitará para un núcleo estable de accionistas seleccionados mediante un proceso de concurrencia.

Con todo ello, el Estado mantendrá la mayoría del capital de Aena Aeropuertos con un 51%, según ha anunciado este viernes la ministra de Fomento, Ana Pastor, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Para articular este proceso, el Ejecutivo prevé publicar el próximo mes de julio el nuevo marco regulatorio del sector aeroportuario para comenzar a seleccionar a los inversores de referencia a lo largo de septiembre.

Pastor incidió en que el ente que gestiona los aeropuertos españoles seguirá siendo "público", ya que ostentará la mayoría de las acciones de Aena Aeropuertos, al tiempo que recordó que la compañía "no recibe un euro del Estado" sino que vive de los ingresos de su política comercial y de las tasas aeroportuarias, que se congelarán en 2015. "El objetivo de la reforma es mejorar la calidad del servicio del transporte que se da en España a todos los ciudadanos", explicó Pastor, quien puso en valor que el año pasado cerca de 188 millones de personas pasaron por los aeropuertos españoles.

Pastor —quién compareció para explicar el proceso de privatización parcial de AENA y la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril— subrayó que con esta medida se garantiza el modelo en red de Aena Aeropuertos y la movilidad de los ciudadanos en todo el territorio nacional, al tiempo que se da cumplimiento al Plan Nacional de Reformas.

En octubre de 2013, el CCP hizo público su dictamen en el que analizaba la privatización de hasta un 60% de Aena Aeropuertos, propuesta inicial del Ejecutivo de Mariano Rajoy, en la que se incluía un núcleo duro de accionistas de referencia, que adquirirían entre un 20% y un 30% del capital social de dicha sociedad.

La apertura del operador público de aeropuertos a la entrada del capital privado, medida incluida en el Programa Nacional de Reformas y cuyo proceso se había fijado inicialmente para el ejercicio 2013, se enmarca en el proceso de reestructuración y racionalización iniciado en Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Hay que recordar que en julio de 2011, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la creación de la sociedad mercantil de Aena Aeropuertos de cara a privatizar el 49% de AENA, facilitando así el acceso de capital privado en la nueva sociedad aeroportuaria española.

Según el calendario del proceso, anunciado hoy por el Ministerio de Fomento, en julio se hará público el nuevo marco regulatorio del sector aeroportuario, en septiembre se procederá a la selección de los inversores de referencia y en octubre se registrará el folleto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Será en noviembre de 2014 cuando salga a Bolsa, tras el periodo de oferta correspondiente, la fijación del precio máximo para los inversores cualificados y minoristas y la firma del contrato de aseguramiento, para iniciar después su cotización.

Pastor afirmó que la presencia de inversores privados fortalecerá la gestión de la compañía, garantizado la sostenibilidad futura del sistema aeroportuario español en red, y apuntó que los principales gestores aeroportuarios europeos ya han dado entrada al capital privado, como es el caso del grupo Fraport (49%) —que gestiona entre otros el aeropuerto de Frankfurt— y Aeropuertos de París (ADP) (48,6%).

"La mayor eficiencia de Aena será un estímulo al sector del transporte aéreo en España y a los sectores estratégicos vinculados, como el turismo y el comercio", defendió Pastor.

El Gobierno, que siempre defendió que tomaría la decisión "en el momento más adecuado", ha asegurado que la privatización del ente no conllevará la pérdida de ningún puesto de trabajo y que se garantizará el interés general de los aeropuertos españoles, para lo que ha elaborado un marco regulatorio aeroportuario, denominado DORA.

Dicho marco, que contemplará planes cada cinco años, establecerá los niveles de calidad del servicio, los estándares de capacidad de los aeropuertos, las condiciones mínimas de servicio y de inversiones y el marco tarifario.

La nueva regulación y la transformación de Aena redundará, según Pastor, "en un mayor control de los costes, un incremento de la eficiencia y un aumento de la competitividad de un sector como el transporte aéreo que contribuya al crecimiento económico del país, sea generador de riqueza y dinamizador del turismo".

El presidente y consejero delegado de AENA, José Manuel Vargas, ha defendido en sus últimas intervenciones públicas que la compañía "está lista" para su privatización, una decisión que corresponde al Gobierno.

Antes de tomar la decisión, Fomento implementó un Plan de Eficiencia Aeroportuaria para ahorrar sus costes, incrementó las tasas aeroportuarias, pactó con los sindicatos un ERE para 1.600 empleados reduciendo la plantilla y sacó concurso las 'duty free' en 26 aeropuertos ampliando las zonas comerciales para incrementar ingresos.

Tras estas medidas, duplicó su resultado bruto de explotación desde los 883 millones de euros en 2011 a 1.610 millones de euros al cierre de 2013, con un recorte del gasto corriente de 255 millones de euros, y una caja de 847 millones de euros en 2013.

El Grupo AENA (Aena Aeropuertos y Navegación Aérea) abandonó los 'números rojos' en 2013, cuando ganó 715 millones de euros, frente a pérdidas de 69 millones de euros en 2012. La relación deuda/Ebitda se sitúa en 7,1 veces en 2013, frente a 13,8 veces en 2011.

En cuanto al tráfico aéreo, según los últimos datos, casi 69 millones de pasajeros pasaron por aeropuertos de la red de Aena, un 4% más, encadenando siete meses al alza.

AENA pactó en mayo de 2013 con el sector establecer unos máximos para los próximos cinco años en las tasas aeroportuarias en función de la evolución del tráfico aéreo, atenuando la subida vigente. El pasado mes de mayo, anunció la congelación de las tasas aeroportuarias en 2015 y la prórroga de bonificaciones para incentivar el tráfico con el objetivo, también, de poner en valor la compañía de cara a suscitar el interés de los inversores.