Publicado: 09.03.2016 20:45 |Actualizado: 09.03.2016 21:35

Iglesias bromea sobre las diferencias internas: "He mandado a Bescansa y a Errejón a Siberia por disidentes"

El secretario general de Podemos trata de minimizar la crisis abierta en la dirección de Madrid, donde han dimitido del Consejo Ciudadano el secretario de Organización, Emilio Delgado, y otros nueve dirigentes.

Publicidad
Media: 3.93
Votos: 14
Comentarios:
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Iñigo Errejón y Carolina Bescansa. EP

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Iñigo Errejón y Carolina Bescansa. EP

MADRID.- El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha optado por el humor para reaccionar al debate abierto a raíz de las "diferencias" que existen entre las distintas sensibilidades políticas que conviven en la organización, a raíz de las dimisiones que se han producido en los últimos días en la dirección de la Comunidad de Madrid.

"He mandado a Bescansa y a Errejón a Siberia a re-educarse por ¡DISIDENTES!", bromea el líder del partido morado en un mensaje difundo a través de su cuenta de Twitter, recogido por Europa Press, en el que comparte también el fragmento de la película La vida de Brian sobre la rivalidad entre el Frente Judaico Popular y el Frente Popular de Judea.



El partido emergente ha tratado este miércoles de minimizar la crisis abierta en la dirección de la Comunidad de Madrid, donde la dimisión del secretario de Organización, Emilio Delgado, y otros nueve dirigentes, a los que se les atribuye cierta próximidad al número dos del partido, Íñigo Errejón, ha sido interpretado en algunos medios como la aparición de tensiones por las distintas sensibilidades en la dirección de Podemos.

Según el partido morado, no existe ninguna división en torno a la estrategia a seguir en las negociaciones con el PSOE para formar gobierno, al margen del debate que pueda surgir sobre el modo de poner en práctica o escenificar sus posturas.

El propio secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha asegurado desde su cuenta de Twitter, tras la crisis interna del partido en Madrid por las dimisiones, que está "hombro con hombro" con Pablo IglesiasMensaje al que Iglesias ha respondido: "Hay algo que nunca nos perdonarán, Errejón: no ser como ellos. Es un honor ser secretario general con vosotros a mi lado, compañero".

La dirección de Podemos, en cualquier caso, también desvincula este episodio de posibles discrepancias con la estrategia nacional que mantiene el partido en las negociaciones para formar gobierno y asegura que en este punto no hay "ni la menor diferencia" en la cúpula ni entre Iglesias y Errejón.

Esta misma tarde el responsable de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, preguntado por las divisiones en el partido ha respondido que no tienen "mayor trascendencia" y que no cree que esté pasando algo "preocupante" para los afiliados.

Podemos atribuye los mensajes que se lanzan, incluso desde el PSOE, sobre su supuesta división interna a una campaña para "debilitar" a la formación morada. Creen que tratan de generar "ruido" para desviar la atención de "lo importante" y fuentes de la dirección recuerdan que no es la primera vez que se persigue ese objetivo, al que auguran un estrepitoso fracaso e insisten en que no hay "la menor diferencia" en la estrategia para formar gobierno.

Pese a ello, la corriente Anticapitalistas (de la que proceden la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, y el eurodiputado Miguel Urbán) han cuestionado la estrategia de la dirección sobre los pactos. Esta formación ha pedido en un comunicado a Podemos que deje ya de emplazar al PSOE a una negociación porque lo considera "políticamente estéril", y que empiece a prepararse para la convocatoria de las elecciones o para hacerse fuerte en la oposición.

Sin embargo, Teresa Rodríguez se ha desmarcado en Twitter de esa apuesta, al menos en lo que respecta a unas posibles elecciones: "Lo he dicho mil veces. Repetir elecciones es un fracaso", ha escrito en la red social.

De momento, Podemos se mantiene firme y seguirá esperando a que el PSOE se decida a abandonar su pacto con Ciudadanos y a retomar los contactos con los partidos de izquierda, aunque tampoco esa vía parece que en este momento esté muy cerca.