Publicado: 21.04.2015 19:42 |Actualizado: 21.04.2015 19:53

Iglesias reta a los que acusan a Podemos de financiación ilegal que "acudan a los tribunales"

El líder de la formación responde a las afirmaciones de un opositor venezolano, de visita en España, sobre las conexiones entre el Gobierno de Caracas y la fundación CEPS  

Publicidad
Media: 5
Votos: 12
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. PÚBLICO

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, el pasado viernes. - PÚBLICO

MADRID.- El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha instado este martes a aquellos que pretenden vincular su partido con una financiación ilegal proveniente del Gobierno de Venezuela a "acudir a los tribunales y no tanto a la prensa".

El líder de Podemos ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa tras reunirse con el informático Hervé Falciani, conocido por haber publicado una lista de miles de defraudadores fiscales del HSBC.

Este martes por la mañana, el diputado opositor venezolano Julio Montoya se ha reunido en el Congreso con parlamentarios del PP, PSOE y UPyD, a los que ha explicado las supuestas conexiones entre el régimen venezolano y Podemos a través de supuestos pagos recibidos hasta 2014 por el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS).

Iglesias ha recordado que el sindicato Manos Limpias, que presentó una querella por dicha cuestión, recibió "un correctivo muy claro" por parte de la fiscalía del Tribunal Supremo al señalar que "ninguna de las acusaciones" que realizó el sindicato tuvo "el más mínimo soporte jurídico".



Tras reunirse con la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, el socialista Juan Moscoso, y la diputada de UPyD Irene Lozano, Montoya ha asegurado que tiene pruebas de que el CEPS asesoró a los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro para combatir a la oposición.

El opositor venezolano, del partido Primero Justicia, también ha pedido a los grupos del Congreso colaboración en la investigación de las cuentas por un total de 4.200 millones de euros que acumulaban presuntamente en Banco Madrid y el Banco de Andorra varios cargos del régimen venezolano.  Montoya también ha denunciado que, según sus datos, algunas empresas españoles pagaron comisiones al Gobierno de Venezuela para obtener contratos en el país.

Montoya y la corrupción

La embajada de Venezuela en España ha censurado la visita del opositor, al que acusan de, precisamente, "enriquecerse mediante la corrupción" y de participar en una "ofensiva mediática contra la democracia venezolana".

"Este diputado se presenta en España para defender a los hoy enjuiciados por su participación en el terrorismo callejero ─en referencia a los líderes opositores encarcelados por promover actos violentos en las protestas del año pasado que se saldaron con 43 muertos─ y la conspiración golpista, para derrocar al gobierno electo en las urnas por las mayorías absoluta de los votos, y pretende dictar cátedra de ética", ha criticado el embajador Mario Isea.

El jefe de la legación venezolana en España ha denunciado, asimismo, que el patrimonio de Montoya, "que ha saltado de izquierdas a derechas, de partido en partido, para mantener cuotas de poder político y económico, es de muy dudosa procedencia". Isea recuerda que la familia del diputado ha protagonizado un "escándalo de corrupción millonaria, cuyos principales autores han sido su esposa ─condenada a prisión─, su hermano y su cuñado". 

Por último, el embajador apunta que el opositor "puede dar fe de la eficiencia del sistema judicial venezolano" y apunta que la esposa de Montoya, Ilse Perozo, fue condenada a seis años de prisión, pena rebajada a tres años tras admitir su culpa, y que al final no fue a la cárcel a cambio de presentarse cada 15 días ante un tribunal.