Publicado: 26.10.2015 15:02 |Actualizado: 26.10.2015 17:34

Iglesias pide a Colau que esté "a la altura" para lograr un pacto para las generales en Catalunya

La alcaldesa de Barcelona pidió "valentía" a Podemos para dejar sus siglas en un segundo plano y el líder del partido les recuerda el papel que jugaron en las municipales: "Estuvimos a la altura". "Ayudamos a que pudiera haber ayuntamientos del cambio"

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
El secretario geneneral de Podemos, Pablo Iglesias, en la sede del partido. PODEMOS

El secretario geneneral de Podemos, Pablo Iglesias, en la sede del partido. PODEMOS

MADRID.- Ada Colau pidió este domingo "valentía" a Podemos para dejar sus siglas en un segundo plano a la hora de formar una candidatura unitaria en Catalunya para las elecciones generales, y este lunes Pablo Iglesias recordaba a la alcaldesa de Barcelona su papel en las pasadas elecciones municipales, y le pedía implícitamente que esté "a la altura" para lograr esta alianza. "Estuvimos a la altura en las elecciones municipales, en las que ayudamos a que en Cádiz, Madrid, Barcelona Zaragoza y Coruña pudiera haber ayuntamientos del cambio, y creo en estas elecciones todo el mundo va a estar a la altura", ha sostenido Iglesias en una breve comparecencia en la sede del partido, en Madrid.



Este domingo, en un acto de su formación, Barcelona en Comú, Colau se dirigía explícitamente a los "compañeros de Podemos de Madrid", pidiéndoles que sigan siendo "valientes" y animándoles a presentar batalla juntos contra el régimen del 78. "Más allá de las siglas, lo que importa realmente son los procesos del cambio y del protagonismo de la gente", afirmó entonces Colau. El problema es que la consulta planteada por la dirección de Podemos a sus inscritos con la que estos respaldaron forjar pactos territoriales de cara a las generales, establece claramente que el nombre del partido debe ocupar el primer lugar de la papeleta.

"Vamos a ser los únicos que en Catalunya vamos a poder hablar con todos", afirma

Y, a falta de un nombre definitivo para la candidatura, esto podría convertirse en un escollo para firmar este pacto. Aunque el veterano dirigente gallego Xosé Manuel Beiras se refería a esta lista con el posible nombre Catalunya en Comú, otras fuentes consultadas por Público han confirmado que las opciones que están ahora mismo encima de la mesa son Podem en Comú o En Comú Podem.

El plazo legal para registrar coaliciones electorales acaba el 6 de noviembre, por lo que Podemos debe haber cerrado esta y otras alianzas antes de esa fecha. El secretario general de Podemos se declaraba este lunes "enormemente optimista" en lo que respecta a los acuerdos en otros territorios, como Galicia o Comunidad Valenciana, pero no daba muchos más detalles sobre estas alianzas.

En concreto, y como confirmó este domingo la alcaldesa de Barcelona, la candidatura unitaria que agruparía a distintas fuerzas de izquierdas contaría con grupo propio en el Congreso —debe contar con cinco diputados, como primer requisito— y se comprometería a promover el referéndum soberanista en Catalunya. No aclara, sin embargo, si este referéndum debería ir precedido por una reforma constitucional, pero sí deja claro que la consulta debería ser vinculante, porque "políticamente no hay referéndums que no sean vinculantes".

Podemos "jamás" apoyará un Gobierno de Convergencia

El líder del partido ha asegurado este lunes que su formación "jamás" apoyará un Gobierno de CDC, el partido de Artur Mas, porque asegura que, a diferencia de sus rivales políticos en Podemos tienen claro "que con maquinarias corruptas no se pacta". Iglesias se refiere a Convergencia y al PP como "tramas mafiosas", y asegura que su partido "jamás va a apoyar un Gobierno en el que esté una de las formaciones políticas que se han transformado en trama corrupta", y aclara que esta promesa no sólo se hace extensible al president en funciones, Artur Mas, sino también al resto de consejeros de su partido. 

En el Parlament, Podem está integrada en la lista Catalunya Sí que Es Pot, y este lunes cinco de sus once diputados, entre ellos su candidato en las pasadas elecciones del 27-S, LLuís Rabell, votaron a favor de la investidura de Carme Forcadell, de la lista de Mas -Junts pel Sí- como nueva presidenta del Parlament -los otros seis se abstuvieron-. 

"Vamos a ser los únicos que en Catalunya vamos a poder hablar con todos", ha sostenido el líder de Podemos, que reconoce el derecho a decidir, pero insiste en que con un Gobierno de su formación sería posible abrir el diálogo con los catalanes para que decidan quedarse en España. "Seducir" a los catalanes, como lo ha definido en otras ocasiones.