Público
Público

Catalunya JxCat, ERC y la CUP acuerdan nombrar a Elsa Artadi candidata para presidir la Generalitat

Las formaciones independentistas pactan una doble investidura para reconocer de forma simbólica la figura de Puigdemont a través de un texto sin valor jurídico, según informa la emisora RAC 1.

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 10

La portavoz parlamentaria de JxCat, Elsa Artadi. - EFE

JxCat, ERC y la CUP han llegado a un acuerdo para formar el nuevo Govern catalán. Según informa RAC 1, las tres formaciones independentistas han pactado una doble investidura: una simbólica, que reconozca la figura de Carles Puigdemont; y otra efectiva, con Elsa Artadi, portavoz parlamentaria de JxCat, como candidata de consenso para presidir la Generalitat. 

De acuerdo a la emisora de radio, el acuerdo pasa por reconocer a Puigdemont a través de una propuesta de resolución, un texto sin efecto jurídico, que sirva para restituir simbólicamente el cargo del presidente de la Generalitat. Posteriormente, el presidente del Parlament, Roger Torrent, debería convocar un nuevo pleno de investidura con la nueva candidata, que ya tendría el visto bueno tanto de ERC como de la CUP, para no abrir un nuevo conflicto judicial.

Según RAC 1, las negociaciones están bastante avanzadas, incluso con los nombres del nuevo Govern, repartido a medias entre ERC y JxCat, ya decididos. 

De momento, ningún representante de las tres formaciones ha confirmado de forma oficial la posible investidura de Elsa Artadi. "A mí no me consta, pero tampoco lo puedo garantizar", ha declarado Sergi Sabrià, portavoz de ERC. El republicano se ha limitado a confirmar que su formación está negociando con JxCat una propuesta de resolución para ser debatida y votada en el pleno del Parlament con la que buscarían "legitimar" a Puigdemont como president aunque no vuelva a Catalunya.

"Estamos mirando el texto con mucho cariño e intentaremos encontrar el equilibro para poder llevarla al pleno y aprobarla cuanto antes mejor", ha explicado. El portavoz no ha querido entrar en los detalles de la resolución para no "entorpecer" la negociación y ha declinado poner plazos para lograr un acuerdo definitivo, ya que considera que no sería beneficioso para las conversaciones.

Este miércoles trascendió un documento interno de la CUP en el que se esbozaba que la propuesta de resolución sería de "reconocimiento restitutivo del Presidente Puigdemont" y se destacaría su papel en el referéndum del 1 de octubre y la proclamación de la República del 27 de octubre.

Al respecto se ha pronunciado la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. La también secretaria general del PP ha criticado que se pretenda "engañar" a los catalanes con la figura de una Presidencia simbólica de Puigdemont desde Bruselas y otra efectiva designada por el Parlament y ha dejado claro que "no se puede ser presidente en la distancia" ni ejercer como tal si no se está en Catalunya y se toma posesión del escaño.

"Mientras no se demuestre lo contrario, lo de los presidentes simbólicos no lo entiendo. O se puede ser presidente legalmente o no se puede ser presidente", ha sostenido durante una entrevista en TVE. "Si ese acuerdo sirve para desbloquear y engañando a los ciudadanos y a ellos mismos es una salida que ellos consideran honrosa, puede no parecer mal ─ha dicho sobre el presidente simbólico─. Honrosa o deshonrosa porque es engañar a los ciudadanos", ha insistido Cospedal.

"Será presidente el que sea elegido", ha zanjado coincidiendo con la visita del presidente del Parlament, Roger Torrent, a las cárceles de Estremera y Soto del Real para reunirse con el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y los otros tres líderes soberanistas encarcelados, Joaquim Forn, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart.

Unas horas antes, el ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado que el Ejecutivo no consentirá una reforma para permitir una investidura a distancia de Puigdemont. "Volver a las andadas de modificar fraudulentamente una ley para permitir un estatus a este señor, me parece que es una malísima noticia", ha apostillado.