Público
Público

Lambán y Sánchez constatan sus discrepancias en un tenso reencuentro

Los secretarios generales del PSOE federal y aragonés se brindan apoyo en público en Zaragoza tras mantener una tirante entrevista en su primera reunión a solas en meses.

Publicidad
Media: 3
Votos: 5
Comentarios:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), y el reelegido líder de los socialistas aragoneses, Javier Lambán (i), durante la clausura del 16º Congreso Regional del partido en Aragón. EFE/Javier Belver

Con las tensiones y discrepancias entre los secretarios generales del PSOE Federal y el aragonés, Pedro Sánchez y Javier Lambán, ocurre lo contrario que con los monos del whatsapp: se ven, se escuchan y se verbalizan, al contrario de lo que las efigies hacían con el mal en la leyenda sintoísta.

Buena parte de los delegados del 16º congreso de los socialistas aragoneses reaccionó este domingo con una sonora mezcla de carcajadas y abucheos a la primera alusión del segundo al primero en su discurso de clausura: “Hemos acordado, hemos discrepado, me has ayudado, te he ayudado”. Tan sonora fue la respuesta que Lambán tuvo que insistir: “Te he ayudado en muchas cosas”, dijo.
La escena se producía cuando aún no habían pasado diez minutos desde que ambos habían salido en silencio, con el gesto entre serio y fruncido y sin cruzar sus miradas, de una reunión de un cuarto de hora en la sala siete del palacio de congresos de la Expo de Zaragoza, los cinco últimos en solitario y los diez primeros con la presencia de la diputada zaragozana y miembro de la ejecutiva federal Susana Sumelzo.

Las diferencias entre uno y otro, que mantenían este domingo su primer contacto personal en meses, son evidentes desde el inicio, en diciembre de 2015, de las tensiones entre los barones y Ferraz que llevaron al tormentoso comité federal del 1 de octubre de 2016, a la dimisión de Sánchez y la investidura de Rajoy, a la victoria del segundo en las primarias y a un proceso congresual tras el que, en especial por el resultado de Aragón, las federaciones controladas por dirigentes afines a Susana Díaz mantienen un mayor peso orgánico que los cercanos a Ferraz.

Palabras cordiales y solidarias

Y siguen siendo patentes, aunque las declaraciones oficiales de unos y otros, como las escuchadas este domingo en el cierre del congreso del PSOE aragonés, pretendan aparentar lo contrario.

“Soy vehemente en el ejercicio de la lealtad, y la tienes toda”, le dijo Lambán a Sánchez. “En Aragón tienes tu casa y en este secretario general un colaborador para todo lo que necesites”, añadió.

“Tienes, Javier, el apoyo de la ejecutiva federal y el mío propio para volver a ganar las elecciones”, le respondió Sánchez en un notorio lapsus (el PSOE quedó segundo con su peor resultado histórico en mayo de 2015 y fue investido con el apoyo de Podemos, Cha e IU) previo a agradecer su trabajo a Carmen Dueso, la candidata de Ferraz en las primarias locales, cuyo sector acababa de quedar fuera de los órganos autonómicos de su partido.

La amplificación de las cordiales y solidarias palabras públicas de uno y otro, por vía de la megafonía, sonaba de manera simultánea a los ecos del diálogo de sordos que los dos dirigentes mantienen fuera de los focos.

Renovación del 80% de la dirección

“No ha sido un congreso de integración. No se nos ha querido integrar pese a ser un sector importante que en las primarias obtuvo el 50% de los apoyos en Zaragoza”, señaló Dueso, que declinó adelantar si su grupo competirá por la secretaria provincial o por la de la agrupación de agrupaciones de la capital, que se creará en los próximos meses.

Parte de ese apoyo, que superó el 44% en el conjunto de la comunidad frente al 54% de Lambán, tenía denominación de origen en el socialismo oscense, que ha negociado su presencia en los órganos de dirección, como ha hecho el sanchismo, que mantuvo una posición de neutralidad en las primarias.

El congreso de los socialistas aragoneses, que se cierra sin solucionar las tensiones en la capital ni su inquietante declive electoral tras dejar la alcaldía el exministro Juan Alberto Belloch, sí ha sido de renovación: 28 de los 37 miembros de la ejecutiva son nuevos en ella, con jóvenes valores como el secretario de Organización, Darío Villagrasa; el de Programas, Fernando Sabés, y el de Acción Electoral e Innovación Democrática, Raúl Oliván, además de otros como la senadora Begoña Nasarre y el alcalde de Cariñena y dputado provincial Sergio Ortiz.

La renovación incluye la salida de valores hasta ahora en alza como la diputada Susana Sumelzo, la consejera Pilar Alegría y el senador Ignacio Urquizu, aunque se mantienen en ella veteranos como el expresidente del Real Zaragoza Eduardo Bandrés o Roberto Fernández.

La presencia de mujeres avanza al crecer de 14 a 17 en un órgano que crece de 34 a 37 miembros, aunque lo hace con un incumplimiento: vulnera la Ley de Igualdad en su primer tramo, donde la responsable de Educación, Susana Traver, es la única mujer entre cuatro hombres.