Público
Público

Ley Wert El Gobierno sigue desmantelando su Lomce

Eliminará la obligación de aprobar todas las asignaturas de la ESO para acceder a bachillerato que contemplaba la Ley Wert

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3
Comentarios:

Una profesora reparte exámenes en un aula. EFE

Solo José Ignacio Wert quería la Ley Wert. Es la única conclusión posible si se atiende a la rapidez con la que el Gobierno de Rajoy está desmantelando la Ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (Lomce), aprobada por el ex ministro de Educación con la mayoría absoluta del PP en la anterior legislatura.

Tras dejar sin efecto las reválidas y aceptar que las comunidades autónomas deben tener más peso en la planificación educativa que el que les concedía Wert, su sucesor Íñigo Méndez de Vigo permitirá a los alumnos de ESO acceder a Bachillerato sin aprobar todas las asignaturas. Uno de los "estándares de calidad" de la Lomce.

[Más información: ¿Deberás hacer la reválida? Cuatro claves sobre la Lomce]

En un proyecto de real decreto, a cuyo último borrador ha accedido El Mundo, el equipo de Méndez de Vigo modifica este aspecto de la Ley Wert obtener el título de la ESO suspendiendo un máximo de dos asignaturas y sin una media de aprobado.

Si se confirma esta modificación, la Lomce sería muy similar en este aspecto a la LOE socialista, que no obligaba a los alumnos a sacar una nota media de un 5 y les permitía graduarse con una evaluación negativa en una o dos materias y "excepcionalmente en tres", siempre que "el equipo docente considere que su naturaleza y el peso de las mismas (...) no les ha impedido alcanzar las competencias básicas y objetivos de la etapa".

Suspender dos: ni Matemáticas ni Lengua y Literatura

La LOE no permitía obtener el título de ESO y por tanto progresar a Bachillerato si entre las asignaturas suspendidas se encontraban Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura. En la misma dirección apunta ahora el Gobierno: "Los alumnos y alumnas que hayan obtenido una evaluación, bien positiva en todas las materias, o bien negativa en un máximo de dos, siempre que éstas no sean de forma simultánea Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas, obtendrán el título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria", recoge el borrador. 

Tampoco incluía la ley socialista la obligación de que la nota media de esta etapa educativa fuera igual o superior a 5 para obtener el título. La reforma de Méndez de Vigo deja caer este punto, novedad en la Lomce y que en este momento continúa en vigor. 

¿Allanar el camino del pacto educativo?

La reforma de la polémica Lomce, que tanta animadversión ha generado en toda la comunidad de la educación pública, se produce mientras el Congreso negocia un pacto de Estado que finalice la sucesión de leyes cada vez que el Gobierno cambia de signo político.

Numerosos actores han pasado ya por la subcomisión que negocia el pacto, como el exministro Wert o el socialista Ángel Gabilondo, así como representantes del sindicato de estudiantes, de las agrupaciones de profesores y de las asociaciones de madres y padres. Una serie de comparecencias que está alargando los tiempos y abocará a que el curso 2017/18 comience con la Lomce aún en vigor.

"Se está jugando con los tiempos. En el desacuerdo hay Lomce, en la espera del pacto, hay Lomce", explicaba a este medio José Luis Pazos, presidente de Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA). De momento, parece que Méndez de Vigo está dispuesto a eliminar las partes más polémicas de la Lomce a la espera del pacto de Estado.