Publicado: 03.11.2015 20:42 |Actualizado: 03.11.2015 23:15

El Madrid asegura que “en ningún momento” quiso ofender a La Falange al prohibir su bandera en el Bernabeu

El secretario de la junta directiva del club blanco, Enrique Sánchez, asegura que se limitaron a colgar las recomendaciones de la FIFA y la UEFA y apunta al director del área social del Real Madrid como responsable.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El jefe nacional de Falange, Manuel Andrino, en una foto de archivo.

El jefe nacional de Falange, Manuel Andrino, en una foto de archivo.

Para el Real Madrid hay diferencias entre portar un pin de La Falange en el Santiago Bernabeu y portar una bandera con el mismo símbolo del yugo y las flechas. Al menos así lo explicó Enrique Sánchez, secretario de la junta directiva del club presidido por Florentino Pérez, ante el titular del juzgado de instrucción número 1 de Plaza Castilla.

Según esta declaración, si los falangistas “quieren entrar en el estadio con una bandera roja y negra con el yugo y las flechas, símbolo común de todos los falangistas, no se le permite el acceso a las instalaciones si eso está prohibido por la FIFA, UEFA o la ley española”. Y añade Sánchez que “la ley española prohíbe [la exhibición] de todo tipo de símbolos políticos y religiosos” se trate de la persona que sea y aunque estas banderas sean del PSOE o del PP.

Sin embargo, con el abogado de La Falange la respuesta ha variado. El letrado Félix Salmerón ha señalado el pin de la organización de extrema derecha que portaba en la corbata y le ha preguntado si podría entrar al campo de fútbol con él. Según Enrique Sánchez, “no tendría ninguna pega para acudir al estadio, salvo que con ese pin se tratara de hacer algún tipo de exhibición o propaganda”.



Para el Madrid es diferente portar un pin de La Falange en el Bernabeu que una bandera con el símbolo del yugo y las flechas

El secretario de la junta directiva ha explicado también que supone que “La Falange es un partido político legal en España” y que sabe que “se ha presentado a todo tipo de elecciones”. Además, añade que no tiene conocimiento de que “en el Santiago Bernabeu se hayan exhibido símbolos falangistas”.

La querella por calumnias y daños al honor interpuesta por la organización de extrema derecha fue la reacción a una carta enviada por el Real Madrid a todos los socios en octubre de 2014 y que fue colgada en la página web. Según el representante del Real Madrid, “lo único que han hecho los servicios correspondientes del club ha sido colgar en la página web del club las recomendaciones de la FIFA o la UEFA, determinados símbolos que no pueden entrar en el estadio”. Estos serían los que inciten al odio, el racismo y la violencia. Es decir, nazis y fascistas en su mayoría.

Como responsable de haber enviado esa carta a los 65.000 socios, Enrique Sánchez apunta a otro de denunciado José Luis Sánchez García, director del área social del Real Madrid, y asegura que el club “no ha aprobado ninguna medida relacionada, con carácter general, con el acceso al estadio”.

Según las fuentes judiciales consultadas por Público, además del responsable del área social, todavía tendrían que pasar a declarar el empresario Fernando Fernández Tapias y el presidente Florentino Pérez. Aunque el secretario de la junta directiva ya ha dejado claro que “en ningún momento el Real Madrid ha intentado ofender a La Falange”.