Público
Público

Ayuntamiento de Madrid Manuela Carmena destituye a Carlos Sánchez Mato como concejal de Economía por los recortes que impone Montoro 

Su sustituto es Jorge García Castaño. Mato no apoya el Plan Económico Financiero aprobado este lunes que ha elaborado el Ayuntamiento de Madrid para cumplir con las exigencias del Ministerio de Hacienda. La alcaldesa anuncia una "reorganización" del gobierno municipal.

Publicidad
Media: 2.92
Votos: 12

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Terremoto político en el Ayuntamiento de Madrid. La alcaldesa Manuela Carmena ha cesado este lunes en sus funciones a Carlos Sánchez Mato, hasta ahora delegado de Economía y Hacienda.  Su sustituto es Jorge García Castaño, actual concejal de Chamberí y Centro, según han informado fuentes municipales. 

La razón del cese son las evidentes diferencias de criterio entre Carmena y Mato sobre la aprobación del nuevo del Plan Económico Financiero (PEF) que ha elaborado el Ayuntamiento de Madrid para cumplir con las exigencias del Ministerio de Hacienda, que el pasado mes de noviembre intervino las cuentas del Ayuntamiento de Madrid. Esas exigencias del ministro Cristóbal Montoro conllevan retirar de las cuentas más de 500 millones de euros en este ejercicio. 

El PEF ha sido aprobado este lunes pero a costa de sembrar la división en las filas de Ahora Madrid, donde seis concejales se han ausentado de la votación y otros tres se plantean dimitir si no hay "cambios profundos" en el equipo de Gobierno.

El PEF ha llegado al Pleno del Ayuntamiento de Madrid tras superar la Comisión extraordinaria de Economía y Hacienda. La propuesta había sido elevada por el área de Sánchez Mato pero negociada en primera persona por la alcaldesa de la ciudad y su mano derecha, la primera teniente de alcalde, Marta Higueras.

Sin embargo, Izquierda Unida (IU), formación a la que pertenece Sánchez Mato, decidió en la noche del domingo exigir una consulta sobre el PEF a las bases de Ahora Madrid y posponer el Pleno municipal, en contra del criterio de Carmena, quien deseaba aprobarlo cuanto antes y zanjar así, de una vez por todas, el conflicto con el Gobierno. 

De hecho, IU había comunicado que sus concejales iban a votar en contra del PEF y que, además, Mato se ausentaría de la sesión plenaria y que no defendería ese PEF que él había elevado al pleno en su calidad de responsable del Área. Carmena no querido contemporizar y no ha dudado en firmar el decreto de cese de Mato en virtud de lo dispuesto en el artículo 14.3 de la ley 22/2006, de 4 de julio, de Capitalidad y Regimen Especial de Madrid. Mato seguirá como concejal de a pie. 

En primer plano, el nuevo concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Jorge García Castaño, y detrás su predecesor, Carlos Sánchez Mato, durante el pleno del Ayuntamiento, celebrado este lunes. | LUCA PIORGIOVANNI (EFE)

"No puedo permitir que el concejal de Hacienda no aprobara la propuesta [del PEF] que él había dirigido al Pleno", ha explicado Carmena tras conocerse la noticia. La alcaldesa ha expresado su seguridad en que el nuevo PEF se apruebe en este Pleno para "volver a la normalidad del Ayuntamiento dejando atrás una medida tutorial". Sobre el cese de Sánchez Mato, la alcaldesa ha definido la decisión como "precipitada pero necesaria".

La alcaldesa ha dictado también otro decreto en el que nombra a Jorge García Castaño miembro de la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid y nuevo titular del Área de Economía y Hacienda. García Castaño es una persona de confianza de Carmena. El nuevo delegado de Economía y Hacienda mantendrá a la vez las presidencias de las juntas municipales de Centro y Chamberí que viene desempeñando hasta ahora.

Carmena ha asegurado que en ningún momento Carlos Sánchez Mato planteó dejar el acta de concejal y ha anunciado que habrá una reorganización del Gobierno.
Lo ha hecho en una rueda de prensa, donde ha indicado que Sánchez Mato lo "ha pasado muy mal" y que le tiene "cariño". El edil seguirá manteniendo las competencias en la Junta de Vicálvaro.

Por otro lado, Carmena ha anunciado una "cierta reorganización" porque Jorge García Castaño suma en este momento Hacienda y las Juntas de Chamberí y Centro.

Tras hacerse pública la destitución, Sánchez Mato ha reaccionado en Twitter con un mensaje de agradecimiento a su equipo: "Ha sido un privilegio trabajar por @Madrid desde el Área de Economía y Hacienda durante estos dos años y medio. Un 10 a todo mi maravilloso equipo y al funcionariado. Los errores son míos. Los aciertos colectivos"

Una de la primeras reacciones políticas tras el cese de Sánchez Mato fue la de Pablo Iglesias, quien en una entrevista en la cadena Ser apoyó sin fisuras a Manuela Carmena: "Es razonable que los equipos de Gobierno se reconfiguren; el Ayuntamiento de Madrid es un ejemplo de gestión y es verdad que hay una regla de gasto a la que hay que oponerse, pero debemos hacerlo desde el Parlamento. Los ayuntamientos deben cumplir la ley y demostrar, como el caso de Madrid, que se pueden hacer bien las cosas bien sin robar y que se puede gobernar con más eficiencia" 

Crisis en el equipo de gobierno

Sánchez Mato no está solo. A IU pertenecen otros dos ediles del Gobierno de Ahora Madrid, el tercer teniente de alcalde Mauricio Valiente y Yolanda Rodríguez, al frente de los distritos de Ciudad Lineal y Hortaleza, mientras que las críticas por cumplir con Hacienda se extienden además a los concejales de Ganemos, el ala más radical de la candidatura, donde figuran Rommy Arce, Pablo Carmona y Monserrat Galcerán.

Estos concejales rechazan el cumplimiento de una regla de gasto que consideran injusta y la imposición de ajustes por parte de Hacienda.

La decisión de destituir a Mato y de aprobar el PEF pese a la oposición de seis de los 20 concejales de Ahora Madrid —los tres de IU y los tres de Ganemos— ha abierto una crisis sin precedentes en el gobierno de Manuela Carmena porque, además, otros tres concejales, los de Madrid 129, (Guillermo Zpata, Celia Mayer y Javier Barbero) se plantean la continuidad en el Gobierno de Ahora Madrid por el "grave error" que ha supuesto el cese de Sánchez Mato.

Pese a todo, Ahora Madrid ha sacado adelante el PEF con el apoyo del PP, algo inédito. El PSOE y Ciudadanos han votado en contra. Los socialistas son muy críticos con los "recortes" impuestos por Hacienda y exigen al Gobierno de la capital que enumere las partidas que pueden verse afectadas.

Con esta aprobación, Carmena confía en que Montoro levante la tutela de las cuentas y que el Gobierno de Mariano Rajoy desista de la suspensión cautelar acordada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid a inversiones hechas con remanente de tesorería por valor de 274 millones, a raíz de una denuncia por parte de la Abogacía del Estado. Pero a cambio, la alcaldesa sufre une fuerte división en sus propias filas, con al menos nueve de sus concejales muy descontentos.

Tras el incumplimiento en 2015 y 2016, que impide que el gasto de los consistorios crezca por encima de la tasa de referencia del PIB aunque haya superávit, Hacienda pidió a la capital presentar cada semana un certificado de sus cuentas para garantizar el acatamiento de la norma.

Además, entre noviembre y diciembre el Consistorio ha tenido que inmovilizar 306,9 millones de las cuentas municipales, 133,9 de ellos pendientes de ser aprobados en Pleno, que se suman a los 238 millones inmovilizados en primavera.