Público
Público

Una nueva plataforma promueve iniciativas para diseñar cómo sería el Estado catalán

Reinicia Catalunya agrupa a once entidades soberanistas y plantea una amplia participación ciudadana en todas las fases de elaboración de una constitución catalana

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:

Una 'estelada' colgada cerca de un edificio público / EFE

BARCELONA.- A poco más de tres meses para la celebración de unas elecciones autonómicas decisivas para el futuro del proceso soberanista catalán surge Reinicia Catalunya, una plataforma que pretende reunir a todas las iniciativas vinculadas con el diseño del hipotético nuevo estado. La plataforma se presentó en sociedad la semana pasada y está impulsada por once entidades -con la presencia de representantes de CiU, ERC y la CUP-, entre las que destacan la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural, Procés Constituent o Súmate.

Reinicia quiere promover una “convención constitucional” y garantizar que el proceso de elaboración de una posible Constitución catalana sea “abierto, transparente, participativo e inclusivo” y no esconde su anhelo de “ampliar la base de los que se imaginan un nuevo país [catalán], que aparte de nuevo ha de ser mejor”.

Reinicia tendría 4 fases: la democracia participativa, la constitucional, la representativa y la directa

En declaraciones a Público, el politólogo e impulsor de Reinicia Catalunya Jaume López expone que “queremos que la metodología y todo el proceso de elaboración de la Constitución sea democrático, no sólo el resultado”.

El politólogo explica que la plataforma tiene como modelos “todas aquellas reformas constitucionales del siglo XXI que han tenido procesos participativos, pero es cierto que no hay ningún caso en el que se empiece una constitución para un nuevo estado. Tenemos claro que debe ser un proceso radicalmente contrario a escribirla en una sala del Parlamento sin participación ciudadana”.

La plataforma plantea mecanismos propios de la nueva política, en el sentido de defender la “radicalidad democrática” y subrayar que el papel de la ciudadanía debe ir mucho más lejos que el simple aval o no del texto constitucional en un hipotético referéndum.

La plataforma Reinicia Cataluña nace para "ensanchar las bases soberanistas" / EUROPA PRESS

En este sentido, la convención constitucional que plantea Reinicia Catalunya se articularia en cuatro fases: la democracia participativa a través de la iniciativa ciudadana, que ya ha empezado; la democracia participativa con apoyo institucional, en la que habrían debates masivos y abiertos al conjunto de la población que sirvan para terminar de recoger la voluntad ciudadana sobre la posible futura república; la democracia representativa con co-protagonismo ciudadano, donde el debate pasaría al parlamento catalán pero a través de una comisión mixta de parlamentarios y ciudadanos; y, finalmente, la democracia directa, que se ejecutaría a través de la votación en referéndum del texto constitucional.

Para Jaume López, Reinicia Catalunya “puede generar la misma transversalidad que la defensa del derecho a decidir, que apoya el 80% de la población catalana”. En este sentido, los impulsores afirman que la nueva plataforma quiere agrupar a todos aquellos que consideran superada la autonomía catalana, ya sean federalistas, confederalistas o independentistas.

“Se trata de que la ciudadanía entienda que la Constitución debe hacerse a partir de un proceso constituyente”

“Se trata de que la ciudadanía entienda que la Constitución debe hacerse a partir de un proceso constituyente”, apunta Jaume López. El politólogo declara que los trabajos ya en marcha “no deben entrar en competencia con lo que haga el parlamento, porque tenemos claro que el proceso debe llegar allí y es en el parlamento donde debe culminar la redacción de la Constitución, pero es clave que el proceso tenga fases previas sin la presencia de los partidos”.

De hecho, Jaume López opina que existe el riesgo de que la segunda fase de la convención constitucional que quiere impulsar la plataforma no pueda llevarse a cabo como consecuencia de la “impugnación” del Estado español. “La fase de debate ciudadano no se puede prohibir ni impugnar y ya en este nivel contamos con técnicos y personas absolutamente formadas sobre participación”, comenta el portavoz de Reinicia Catalunya.

La nueva plataforma no se marca un calendario cerrado para culminar la fase ya en marcha, de democracia participativa a través de la iniciativa ciudadana, sino que, según López, algunos trabajos pueden alargarse hasta 18 meses o dos años.

“De lo que se trata es de no limitarnos a discutir sobre artículos constitucionales, sino abordar las bases constituyentes del país”, concluye el impulsor de la plataforma. De momento, ya están en marcha debates sobre cómo debería ser un Estado catalán en ámbitos como la ley electoral y las estructuras de Estado, la transparencia, la distribución territorial del poder o la hacienda.