Público
Público

Operación Lezo Aguirre dimite por la Operación Lezo

La portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid deja todos sus cargos públicos. "Pedí a Ignacio González explicaciones y ahora me siento engañada y traicionada", afirma. 

Publicidad
Media: 4.08
Votos: 13
Comentarios:

Esperanza Aguirre, durante la comparecencia en la que anuncia su dimisión por la Operación Lezo. EFE/Kiko Huesca

Se negó hasta el último momento, pero lo hizo. Esperanza Aguirre ha presentado hoy su dimisión como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid y ha dejado su acta de concejala. "No vigilé lo que debía. Y por eso dimito", resumió la lideresa. 

No es la primera vez que abandona la política. Pero esta parecía ser la definitiva. Quien en su día lo fue todo en el PP ya no tiene apoyos en Génova. La dirección nacional, que sí mostró en privado durante todo el fin de semana sus ganas de que Aguirre dimitiera, hoy no quiso siquiera echar más leña al fuego: "Es una decisión que tiene que tomar ella", repitió esta mañana el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado.  

Aguirre avisó a Rajoy de su dimisión a través de un SMS

Y la tomó. "Tengo como norma no eludir nunca mis responsabilidades y por eso presento mi dimisión", sentenció la expresidenta de la Comunidad y del PP de Madrid. Con lágrimas en los ojos, pero sin arredrarse, aprovechó para lanzar una pulla velada al presidente, a quien -según informa Efe- sólo avisó a través de SMS: "La corrupción es el problema central de la política española", le recordó.

Consciente de las presiones y las voces que pedían su salida tras la detención y encarcelamiento de la última de sus 'ranas', Aguirre -que se negó a irse en cuanto lo supo- asumió hoy otra vez su responsabilidad 'in vigilando'. "Ignacio González ha sido una persona de mi máxima confianza", recordó tras enumerar la inmensa retahíla de cargos políticos que ocupó su exnúmero dos gracias a ella: subsecretario del Ministerio de Educación cuando ella era ministra, secretario de Estado de Inmigración, vicepresidente de la Comunidad de Madrid y, luego, su sucesor al frente de la misma.

"No vigilé. Y por eso dimito"

También fue, por supuesto, presidente del Canal de Isabel II, la institución pública desde la que habría desviado millones de euros a paraísos fiscales y habría dado enésimos tratos de favor a familiares y amigos. Estas presuntas adjudicaciones irregulares son las que le han llevado a la cárcel en el marco de la Operación Lezo, que también investiga a otros altos cargos de Aguirre

"Me siento engañada y traicionada", resumió la ya exportavoz de los populares en el Ayuntamiento de Madrid. "En algunos momentos de mi presidencia, algunos medios señalaron que [Ignacio González] estaba inmerso en algunos asuntos incorrectos. Yo le pedí explicaciones y me las dio. Pero no vigilé más. Y por eso dimito", siguió con su argumento. 

Aguirre volvió a reconocer así que había tenido conocimiento del dossier que Público desveló en 2009 y en el que se especificaban esas presuntas operaciones que incluso el extesorero Lapuerta consideraba "poco limpias". ¿Su conclusión entonces? "Se demostró que todo era falso y calumnioso". 

Hoy, en cambio,la "traicionada" Aguirre entonó el 'mea culpa'. "Este auto y esta prisión no es una prueba definitiva [de la culpabilidad de González], pero sí es una prueba de que yo no vigilé lo que debía. Y por eso dimito", siguió, muy seria y con lágrimas en los ojos. 

Y con esa emoción -contenida durante los apenas tres minutos que duró su intervención ante la prensa en una comparecencia sin preguntas- tiró de "dignidad" y, con la cabeza bien alta, concluyó antes de salir: "Los ciudadanos tienen derecho a exigir que los políticos asumamos nuestra responsabilidad con dignidad, sin dilaciones y sin excusas". Y por eso... dimitió. 

Esperanza Aguirre, a la salida de su comparecencia en la que anuncia su dimisión. EFE/Kiko Huesca

Ver el PERFIL: Aguirre o la cólera de Dior

Debate y participa con tu voto y tus argumentos: