Público
Público

La 'operación Lezo' dispara las quinielas en el PP para sustituir a Aguirre

Pablo Casado, Soraya Sáenz de Santamaría o Alfonso Alonso suenan ya como posibles candidatos al Ayuntamiento de Madrid, aunque los conservadores niegan que Rajoy esté pensando aún en las listas de las próximas elecciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Cristina Cifuentes; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; y el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado; en una imagen de archivo. Foto: PP de MADRID

Poco más de una semana. Ese es el tiempo que el PP ha tardado en olvidar a Esperanza Aguirre. La operación Lezo, que se saldó con el encarcelamiento del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y la dimisión de su mentora, ha desatado las quinielas internas sobre su sustitución.

En Génova niegan que los esfuerzos de los conservadores se centren aún en esa materia: "Queda mucho para las elecciones municipales", insisten unos y otros. Pero nadie se resiste a hacer sus propias cábalas al respecto.

Pablo Casado, a quien el diario El Mundo postuló ya como favorito, ha sido el primero en estar en el punto de mira. En los pasillos, entre broma y broma, ya todo el mundo le llama "candidato" o, incluso, "alcalde". Aunque nadie sabe muy bien si eso es un premio o un castigo: Aguirre perdió la mayoría absoluta del PP en el Ayuntamiento de Madrid y recuperarla, sobre todo en medio de los últimos escándalos de corrupción, no va a ser una tarea fácil, a tenor de las encuestas.

Alfonso Alonso espera en Euskadi su oportunidad para volver a la política madrileña

Él, que sí admite su buena relación con Cristina Cifuentes -la presidenta del PP de Madrid que elaborará las listas- pese a ser un heredero del aguirrismo, niega tener aspiraciones de ese tipo. Está, dice, para servir al partido y hará, promete, lo que le pida su jefe. Y aunque Mariano Rajoy es partidario de "no cambiar lo que funciona", en los mentideros del partido ya le han buscado a Casado nuevas ubicaciones más allá de Génova: su nombre sonó en las quinielas de los ministros, como sustituto de Juan Vicente Herrera al frente del PP de Castilla y León, y, ahora, como futuro candidato al Ayuntamiento de Madrid. 

Mariano Rajoy (d), presidente del Gobierno y del PP, junto al vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado. EFE/Javier Lizón

Pero el vicesecretario de Comunicación del PP no es el único que triunfa en las apuestas para ese último puesto. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, podría encontrar una salida por la puerta grande en el Consistorio de la capital, una vez abandone el Ejecutivo. Ella -que ya sonó en esa misma quiniela en 2015- es, junto a Casado, una de las mejor valoradas a nivel interno en la formación. Los rumores sobre su posible cambio de cargos se incrementaron el martes, cuando no se atrevió a autodescartarse como futura candidata. "Estamos a años luz de ese momento", se limitó a responder. 

Lo mismo responden otros altos cargos del PP que, como ella, creen que aún es pronto para hacer pronósticos. Además, recuerdan, "sólo Rajoy sabe" a quién designará como cabeza de lista para los comicios de 2019.

No obstante, muchos conservadores no pueden evitar sucumbir al juego de nombres. "Incluso puede terminar siendo un independiente", barajan algunos, que ponen como ejemplo la inclusión de Manuel Pizarro -expresidente de Endesa- en las listas del PP en 2008. 

Otros incluso se han acordado estos días de Alfonso Alonso. El exministro de Sanidad a quien Rajoy envió a Euskadi para resolver la crisis del PP territorial espera su oportunidad para volver a la política madrileña. Y, según alguno de sus compañeros, la candidatura al Ayuntamiento de Madrid podría convertirse en una buena plaza para él.

En cualquier caso, insisten todos, "quedan aún dos años" para que haya tomar una decisión. Y esta estará, como siempre, en manos del presidente.