Público
Público

Una pesadilla que persigue como una sombra al PP

En un intento por escurrir el bulto, Rajoy pidió la creación de dos Estados, uno judío y otro palestino, cuando de lo que se trata ahora es de pronunciarse sobre unos hechos muy concretos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las protestas masivas contra la ofensiva israelí en Gaza tienen de los nervios al PP. De otra manera no se entendería el espectáculo que el lunes ofreció el principal partido de la oposición, después de que decenas de miles de personas exigieran el fin de semana detener la carnicería en la franja.

En un intento por escurrir el bulto, Rajoy pidió la creación de dos Estados, uno judío y otro palestino, cuando de lo que se trata ahora es de pronunciarse sobre unos hechos muy concretos. Al mismo tiempo, el ministro de Defensa de Aznar en la guerra de Irak y actual portavoz de Seguridad y Justicia del PP, Federico Trillo, se despachaba con unas declaraciones ofensivas contra la marea ciudadana que se echó a las calles para exigir el fin de la operación en Gaza. Y, para completar el tríptico, Esperanza Aguirre convocaba a manifestarse contra... Fidel Castro.

Este guirigay confirma que el reino político de Rajoy ya no es de este mundo. Pero, sobre todo, evidencia las tensiones que genera en el PP el retorno del No a la guerra, aquella rebelión popular que condujo a la derrota de los conservadores en 2004.

El nerviosismo se ha instalado en el PP un día antes de que el desprestigiado Bush entregue la medalla de oro presidencial la más alta distinción que otorga el mandatario de EEUU a varios dirigentes mundiales; no a Aznar, quien, a pesar de la foto de las Azores, no mereció tal recompensa por sus servicios.