Público
Público

El PNV romperá con Rajoy “si se toman medidas drásticas” en Catalunya

La formación nacionalista vasca podría finiquitar el acuerdo con el PP si el gobierno supera determinadas “líneas rojas”. Aún no ha decidido si participará en la campaña electoral a favor del Sí, aunque tiene previsto estar en Barcelona el día 1 “pase lo que pase”

Publicidad
Media: 3.82
Votos: 17
Comentarios:

Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu durante una reunión en La Moncloa.

“Si te vas, quiero verte partir, saber que te has ido”, cantaba el inolvidable artista Alfredo Zitarrosa, una de las voces más conocidas del Río de la Plata. En el majestuoso y antiguo edificio “Sabin Etxea” jamás habrá sonado esta canción, pero su letra puede hacerse realidad en cuestión de días. Desde su cuartel principal, la dirección del PNV valora cada minuto de la realidad catalana con la cabeza fría, el corazón caliente y el móvil en la mano. Esperan llamadas desde Barcelona, pero también desde Madrid.

Si las cosas siguen empeorando, la formación liderada por Andoni Ortuzar e Iñigo Urkullu no tendrá más remedio que tomar una decisión: o rompe sus acuerdos de colaboración con el gobierno del PP o traiciona a sus viejos amigos –y aliados- catalanes. Paradójicamente, el “derecho a decidir” les obligará a tomar una decisión clara, contundente y difícil. Quizás tan difícil como la que tomaron en marzo pasado, cuando decidieron acordar los presupuestos vascos con los nueve parlamentarios del PP –quinta y última fuerza política en el Parlamento de Vitoria-. O en mayo de este mismo año, cuando anunciaron que votarían las cuentas de Rajoy en el Congreso a cambio de obtener beneficios en torno al Cupo.

“Todo estuvo bien, alguna vez. ¿Por qué tuvo que cambiar?”, cantaban “Los Estómagos”, otro grupo de la tierra de Zitarrosa. Y así fue. En plena luna de miel entre peneuvistas y populares apareció un elemento de sobra previsible: Catalunya. O mejor dicho, la decisión del Govern y de los partidos que lo sustentan de impulsar un referéndum, algo que el Ejecutivo liderado por Rajoy considera ilegal. Y no solamente eso, sino que ha empezado a dar pasos firmes para tratar de impedir que el día 1 de octubre haya gente votando.

Frente a esa situación, el PNV se ha visto en la obligación de admitir públicamente que debería reconsiderar sus relaciones con el PP en caso de que la crisis supere ciertas líneas rojas. Léase artículo 155 de la Constitución. Léase apartar a Puigdemont. Léase mandar a la Guardia Civil a retirar urnas.

“Estamos muy pendientes de lo que ocurre en Catalunya. En función de lo que vaya sucediendo, decidiremos qué es asumible y qué no”, explicaron a Público desde Sabin Etxea. Las fuentes consultadas aseguraron que “si se toman medidas drásticas”, el PNV lo interpretará “como un ataque y como un clara negativa a reconocer el hecho plurinacional”. En otras palabras, “si la respuesta que sigue dando el PP es esta, la ciudadanía entenderá que no se puede legitimar a un gobierno que actúa así”. “Hoy es Catalunya, pero mañana será Euskadi”, subrayaron.

Sin embargo, el lehendakari habló esta semana de la “falta de garantías” en torno al referéndum, algo que choca con las declaraciones realizadas por otros dirigentes de su partido que han mostrado su apoyo al proceso electoral. “Cuando Urkullu dice que el referéndum no cumple todas las condiciones, no está culpando al gobierno catalán, sino a quien no ha facilitado que las cosas se hagan de otra forma”, aseguraron desde la dirección peneuvista.

“No es una crítica al referéndum, sino a quien no lo ha permitido”, remarcaron.

El portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, conversa con el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, en presencia del diputado socialista Eduardo Madina, durante el pleno del Congreso. EFE/Mariscal

“Tienen dos almas”

Estas interpretaciones no convencen al sociólogo y profesor de la Universidad del País Vasco (UPV) Imanol Zubero. “El PNV es un partido muy complejo. Siempre se ha dicho que tiene dos almas: una reformista, que ha participado históricamente en el gobierno del Estado, y otra independentista”, destaca este analista.

Zubero –quien entre 2008 y 2011 ejerció como senador del PSE por Bizkaia- conoce muy bien a Urkullu. No en vano, ambos son de la misma generación (nacieron en 1961) y del mismo pueblo (Alonsotegi, a unos ocho kilómetros de Bilbao). “El lehendakari es un nacionalista cívico. Mientras él tenga el control del partido habrá algún gesto de complicidad con los catalanes, pero no pasará de ahí”, sostiene.

En otras palabras, este sociólogo no cree que la formación nacionalista haga realidad sus amenazas de ruptura con el PP. “El PNV no podrá soportar que se le ponga en la tesitura de decidir a quién apoya: a un gobierno centralizador y represor, aunque en los Presupuestos te respete el Cupo, o a unos socios históricos del nacionalismo vasco como han sido los nacionalistas catalanes”, subraya.

Una de las pruebas más recientes de esa amistad se registró el pasado domingo 10 en un restaurante de Barcelona. Coincidiendo con la víspera de la Diada, el presidente del Euskadi Buru Batzar (órgano de dirección del PNV), Andoni Ortuzar, y el responsable de Organización, Joseba Aurrekoetxea, compartieron mesa con varios pesos pesados del PDeCAT, como el ex president Artur Mas, el senador Francesc Homs o la actual coordinadora de ese partido, Marta Pascal. “Ortuzar conoce a muchos de ellos desde hace años, y son muy buenos amigos”, subrayaron las fuentes consultadas por Público.

Está previsto que los principales responsables del PNV –excluyendo al lehendakari- vuelvan a visitar Catalunya el día del referéndum, “pase lo que pase”. Sin embargo, aún no está claro si tomarán parte en alguno de los actos de campaña electoral a favor del Sí. Mientras toman una decisión, podría volver a sonar el teléfono. Quizás sea de La Moncloa. O también de la calle Génova. Entonces habrá que dar una respuesta clara, de esas que cantaba Zitarrosa. “No hay mejor amor que el que ya pasó, se siente al decir adiós”, dice el último verso de una de sus canciones más sentidas. Apunten el título: “Si te vas”.