Publicado: 13.07.2015 08:31 |Actualizado: 13.07.2015 08:31

Policía y Guardia Civil emplearon a
una empresa española como intermediaria para contactar con Hacking Team

Ambos cuerpos de seguridad aseguran que no llegaron a comprar nada a la empresa de ciberespionaje italiana que fue hackeada el pasado lunes. Pero no aclaran si contrataron con la sociedad española.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:
Uno de los correos que Tsang envió al comisario Hervás.

Uno de los correos que Tsang envió al comisario Hervás.

Madrid.— Javier Tsang es el consejero delegado de la empresa Tylos Tecnología S.L, domiciliada en la Gran Vía de Madrid, y el intermediario que los responsables de inteligencia de la Policía y la Guardia Civil han utilizado para conocer los productos que comercializa la empresa italiana de ciberespionaje Hacking Team, hackeada el pasado lunes y a cuyos 400 gigabytes de información está teniendo acceso Público. Esta empresa está incluida en la lista de "Enemigos de Internet" de la organización Reporteros Sin Fronteras.

Los correos electrónicos de los años 2014 y 2015 obtenidos de los servidores de Hacking Team ponen al descubierto la fluida relación que existe entre el comandante de los Grupos de Apoyo Operativos de la Guardia Civil, José María Pérez García, y el comisario Mariano Hervás, jefe de la unidad de inteligencia U.C.A.O (Unidad Central de Apoyo Operativo). Este órgano estaría dentro de la Unidad Central de Inteligencia que depende directamente del Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, el comisario Eugenio Pino.



Tsang, por ejemplo, estuvo organizando durante este mes de febrero un viaje del comisario Hervás a Milán para conocer el producto RCS (Revision Control System) creado por la empresa Hacking Team. Según expertos en ingeniería informática, el RCS es "un programa que avisa o envía copia cada vez que tu actualizas un archivo de esos programas tan comunes o haces algo en el ordenador. Ejerce un auténtico control sobre el usuario". La visita se fue retrasando, aunque los últimos correos indican que podría hacerse realizado en el mes de marzo.

Los correos electrónicos entre Mariano Hervás y Javier Tsang son reenviados a su vez a Hacking Team y los de la empresa italiana reenviados a la Policía por el consejero de Tylos Tecnología. No ha aparecido hasta el momento ningún correo directo entre la Policía y la empresa de ciberespionaje. Por ejemplo, el 10 de febrero de este año Javier le escribe al comisario: "Estimado Mariano, te adjunto la carta que te manda el CEO de HT, el SR. David Vincenzetti, explicándote los motivos por los que ahora para poder ver completamente el sistema y mostrarnos todas sus posibilidades tenemos que ir a Italia. Ya lo comentamos el jueves en persona. Un abrazo".

Público se ha puesto en contacto con la Dirección General de la Policía que asegura que "jamás se ha contratado con Hacking Team", a pesar de que en el listado de clientes de la sociedad hackeada aparece reseñada la Policía, aunque el contrato ya habría "expirado". Estas mismas fuentes oficiales en cambio no han querido confirmar si se ha firmado algún contrato con Tylos Tecnología. Público también ha intentado contactar con Javier Tsang, pero no ha sido posible.

Guardia Civil y Defensa

La Policía Nacional no es el único organismo que habría utilizado la mediación de Tsang para contactar con Hacking Team. El Ministerio de Defensa y la Guardia Civil también lo habrían hecho. En el caso de la Guardia Civil, el jefe de los Grupos de Apoyo Operativo, José María Pérez, y el agente Bernardo Bosquets habrían contactado con Tsang. Sin embargo, nadie de la Guardia civil aparece en el listado de clientes de Hackin Team al que han accedido los hackers.

Y tampoco aparece el Ministerio de Defensa como tal, aunque sí el Centro Nacional de Inteligencia. Tsang habla del Estado Mayor con sus contactos habituales en Hacking Team, Sergio Solis y Marco Bettini. En uno de sus emails les explica: "Me reuní con los responsables de Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD) de las Fuerzas Armadas. Estado Mayor de la Defensa. Ministerio de Defensa". Tras el encuentro el CEO de Tylos les asegura que "están interesados en la solución que ofrece HT. Necesitaría saber cómo queréis proceder, necesito fechas para una presentación de la solución".

Quien sí aparece entre los clientes de Hacking Team es el CNI, que ha reconocido que contrató con la empresa italiana de ciberespionaje, "bajo la Ley de Contratos del Sector Público" y cuya relación se extinguiría en 2016, según la documentación analizada hasta el momento. A pesar de que uno de los documentos relacionados con el CNI daban a entender que podría haber facturado hasta 3,5 millones en realidad, explican diferentes fuentes a Público, "es el documentos que acreditaría que Hacking Team está en España al corriente de todos sus impuestos, que no tiene problemas legales y que sus cuentas en ese momento dan un positivo de 3,5 millones, es decir, que es solvente para contratar con la Administración Pública".

Etiquetas