Público
Público

Catalunya Puigdemont pide a Alemania que siga la misma doctrina de Bélgica para rechazar su extradición

Mientras, el juez del Supremo avisa a la fiscal jefe del tribunal alemán de Schleswig-Holstein que la petición contra el expresident cumple con los requisitos de la euroorden.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

Carles Puigdemont sonríe tras hacer una declaración a la prensa en Berlín. EFE/Felipe Trueba

El abogado del expresidente autonómico catalán Carles Puigdemont, Wolfgang Schomburg, presentó un recurso ante la Audiencia Territorial de Schleswig Holstein que pide revocar la orden de detención contra su defendido.

El abogado adjuntó al escrito una copia de la decisión de la justicia belga sobre los exconsellers, informó hoy a EFE una portavoz de la audiencia, al ser interrogada acerca de si la negativa de la justicia belga a extraditar a otros acusados en el proceso independentista catalán podía tener impacto en Alemania.

La Justicia belga rechazó este miércoles la euroorden dictada contra los exconsejeros catalanes Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig por "defectos de forma" en el procedimiento, al estimar que no tiene "equivalencia" con la orden de detención nacional.

La audiencia deberá ocuparse ahora del nuevo recurso presentado por la defensa de Puigdemont pero para ello primero tendrá que traducirse del flamenco al alemán la decisión de la justicia belga.

Posteriormente la Fiscalía deberá pronunciarse al respecto antes de que la audiencia empiece a estudiar una decisión que, según la portavoz, probablemente no se producirá antes de la próxima semana.

Por otra parte, la Fiscalía alemana no quiso este jueves comentar la decisión de la Justicia belga, aunque recordó que también Alemania analiza si se dan las "condiciones formales" para una extradición a España de Puigdemont.

"No comento las decisiones desde Bruselas. Naturalmente las conocemos, pero no las comento. Nuestro análisis del caso incluye naturalmente clarificar si se dan las condiciones formales para la admisibilidad de la extradición", indicó a EFE la portavoz de la Fiscalía General de Schleswig-Holstein, Wiebke Hoffelner.

Por otra parte, Hoffelner señaló, "siempre con cautela" dijo, que la Fiscalía podría presentar la semana que viene un nuevo escrito a la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, que en una primera decisión el 5 de abril pasado consideró inadmisible la extradición por rebelión de Puigdemont, a quien dejó en libertad bajo fianza de 75.000 euros.

Al mismo tiempo, el tribunal había requerido a la Justicia española información adicional sobre el cargo de malversación de fondos. "Sólo puedo hacer suposiciones, porque no lo sé", dijo al referirse al posible día de entrega a la Audiencia de este nuevo escrito, y recordó que para la Fiscalía no existe ninguna "fecha tope" ni se ha establecido cuándo debe ocurrir, aunque precisó que "más bien será la semana que viene y no esta".

Llarena avisa a Alemania

Mientras, el magistrado que instruye la causa por el procés independentista en Catalunya ante el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha dirigido este jueves una carta a la fiscal jefe del tribunal alemán de Schleswig-Holstein para advertirle de que el auto de procesamiento que dictó contra éste y otros investigados en esta causa que sustenta la Euroorden (OEDE) es equiparable a una orden de detención, y que por lo tanto cumple con los requisitos exigidos en este procedimiento.

Llarena se adelanta de esta forma a la decisión del tribunal alemán y lo hace, según fuentes del alto tribunal, para evitar el "error" de interpretación de las autoridades belgas.

En su carta a la fiscal, el magistrado explica que el tribunal de Bruselas que denegó la entrega de los otros dos exconsejeros investigados al igual que Puigdemont por rebelión y malversación de fondos públicos, basándose en que la OEDE no mencionaba ninguna orden de detención nacional previa a su emisión y que no consideran que el auto de procesamiento que contempla nuestro ordenamiento jurídico fuera equiparable a esa orden de detención, pese a que el Tribunal Supremo español le informó de lo contrario.

Llarena considera contrario al principio de confianza recíproca que se valore la naturaleza jurídica de resoluciones previstas en el ordenamiento jurídico español y, en aras de "evitar alegatos de parte que puedan conducir al mismo error", informa a Alemania de que el auto de procesamiento se incluiría como una de las resoluciones judiciales previstas en el artículo 8.1 de la Decisión Marco del Consejo, según el cual, la información que debe contener una OED es "la indicación de la existencia de una sentencia firme, de una orden de detención o de cualquier otra resolución judicial ejecutiva que tenga la misma fuerza prevista en el ámbito de aplicación de los artículos 1 y 2".

El magistrado también recuerda que el auto de procesamiento que sustenta la OEDE que ha cursado recogía los hechos y responsabilidades atribuidos a Puigdemont, una vez terminada la fase de investigación y se acordaba la medida cautelar de prisión que había sido adoptada al inicio de la misma.

A partir de ese momento, en España, añade LLarena, "dicha resolución es la resolución ejecutiva respecto de la prisión provisional de Carles Puigdemont".

En virtud de esa resolución, Puigdemont sería inmediatamente detenido e ingresado en prisión si fuera encontrado en España o se procediera a su entrega, les recuerda también.