Publicado: 28.10.2015 11:16 |Actualizado: 28.10.2015 11:16

Rajoy dice desconocer la subvención
a la Fundación Franco en los PGE y habla de Rato como "un buen amigo"

El presidente del Gobieno ve a Sáenz de Santamaría como número dos por Madrid y desconoce los planes de Cospedal. Rechaza de plano que sea una "rémora" para el PP.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la entrevista que ha concedido al programa "Hoy por hoy" de la Cadena SER. A su lado, la periodista Pepa Bueno. /EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la entrevista que ha concedido al programa "Hoy por hoy" de la Cadena SER. A su lado, la periodista Pepa Bueno. /EFE

MADRID.- Pese a que las preguntas sobre el acuerdo de ayer entre Junts pel Sí y la CUP para declarar la independencia de Catalunya ha centrado buena parte de la entrevista al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la cadena SER, éste también ha respondido a otras cuestiones de actualidad. Entre ellas, Rajoy ha admitido que todavía no ha empezado a elaborar las listas del Partido Popular con las concurrirá a las próximas elecciones generales, convocadas para el 20 de diciembre.

Así, en cuanto a si la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría volverá a ser su 'número dos' como hace cuatro años, Rajoy ha respondido lacónico: "Pues no me lo he planteado, pero desde luego, yo estoy encantado con la labor que ha desarrollado a lo largo de estos últimos años. Supongo que sí, no se me ocurre ninguna razón por la que no vaya a serlo".



Sobre los planes de Cospedal: "No sé si quiere quedarse en Castilla-La Mancha o presentarse a diputada a las Cortes Generales"

Ante esta respuesta, Pepa Bueno le ha preguntado si no está claro que Santamaría le siga en el segundo puesto de la lista de Madrid al Congreso. El jefe del Ejecutivo ha contestado: "Yo creo que irá de número dos, pero es que todavía no he hablado con nadie de este asunto". Hay que recordar que Sáenz de Santamaría lleva varios meses inmersa en una intensa campaña de autopromoción que ha levantado ampollas en un sector del Partido Popular.

Sobre si Cospedal encabezará la lista del PP al Congreso por Toledo, Rajoy ha asegurado que tampoco ha tratado este tema con la secretaria general de los conservadores. "No lo sé porque tampoco he hablado con ella. No sé si quiere quedarse en Castilla-La Mancha o presentarse a diputada a las Cortes Generales", ha manifestado.

Ni es una rémora y ni su liderazgo en el PP está cuestionado

Al hilo de las informaciones publicadas estos meses tras el retroceso electoral del PP, Rajoy ha asegurado que ningún miembro de su partido le ha dicho que él sea una rémora. "O no dicen la verdad cuando hablan conmigo o no dicen la verdad cuando hablan con ustedes (los periodistas). Espero que sea cuando hablan con ustedes cuando no digan la verdad", ha enfatizado.

En este sentido, ha señalado que en el PP no "cuestionan" su liderazgo y ha reiterado que "en absoluto" se considera una rémora para su formación. Según ha añadido, le ha "tocado" gobernar en la Legislatura más difícil pero ha actuado con "determinación y coraje", tomando medidas que han llevado a que "mucha gente se haya molestado" con esas decisiones. "Tienen perfecto derecho a hacerlo conmigo y con las decisiones que ha tomado mi Gobierno", ha apostillado.

Ante la posibilidad de que algún partido como Ciudadanos pueda exigirle dar un paso atrás para que el PP pueda gobernar, el presidente del Gobierno ha dicho que no cree que el resto de partidos no "respeten la voluntad popular y al candidato" que la gente ha votado. Según ha añadido, el "sentir democrático" impediría hacer eso. Además, ha recordado que en España hay un sistema parlamentario y no presidencialista.

Como ya hizo hace cuatro años, Rajoy ha vuelto a citar a Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Carmen Martínez de Castro, secretaria de Estado de Comunicación, como las tres personas que no le han defraudado. Según ha agregado, las tres siguen "trabajando intensamente" y puede dar "la misma respuesta" que en 2011.

Preguntado entonces quién le ha defraudado en su partido, el presidente del Gobierno ha admitido que hay personas con las que tiene mejor relación que con otras, pero "no hay nadie a quien le pueda reprochar que haya hecho algo con maldad o con espíritu de fastidiar" que, según ha dicho, es lo "realmente malo en la vida", hacer "daño por que sí". "Yo eso no lo he visto en mi partido", ha concluido.

No sospechó de la contabilidad B

Sobre Bárcenas: "Nosotros nos sometemos ahora a lo que digan los tribunales de Justicia. Que caiga el peso de la ley sobre quien tenga que caer"

A la hora de hablar de corrupción, Rajoy ha insistido en generalizar y en hacerse el sueco a la hora de valorar los casos que inundan su partido. Y sigue reiterando que no sospechó en ningún momento la posibilidad de la existencia de una caja B en el PP.

Ha explicado que la responsabilidad contable del PP no la llevaban los que se dedicaban a la actividad política y ha recordado que los encargados de la misma, como el extesorero Luis Bárcenas, ya no están en el partido. "Nosotros nos sometemos ahora a lo que digan los tribunales de Justicia. Que caiga el peso de la ley sobre quien tenga que caer", ha recalcado.

Rato, "un buen amigo"; ni idea al dinero a la Fundación Franco

Respecto a la situación del exvicepresidente Rodrigo Rato, del que ha dicho que ha sido "un buen amigo", ha instado a esperar la decisión de los tribunales. "Esperemos a que los tribunales decidan, yo no sé, sé lo que he leído, lo de Bankia... esperemos a que los tribunales decidan y no nos erijamos en jueces, por lo menos no es mi función".

Así, no ha contestado a si se arrepiente de haber apoyado el nombramiento de Rato como presidente de Bankia. Rajoy se ha limitado a decir que no conoce "exactamente" lo sucedido en el banco y a recordar que la Audiencia Nacional tiene un procedimiento abierto sobre la fusión de Caja Madrid con Bancaja y la posterior salida a Bolsa de Bankia.

Por otra parte, Rajoy ha dado muestras de su desconocimiento absoluto acerca de lo que contemplan los Presupuestos Generales del Estado para 2016, elaborados por su propio Gobierno. Por ejemplo, ha asegurado desconocer que en ellos no se prevea partida alguna para recuperar a víctimas del franquismo de las cunetas de las carreteras mientras que sí destine 150.000 euros a la Fundación Francisco Franco. 

"Acción a lo grande" para atajar la crisis de los refugiados

Por último, Rajoy ha reclamado "una acción a lo grande" para frenar la crisis de refugiados que afecta a Europa al ser el "problema más imporante" al que se enfrenta Europa para los "próximos 25 años". "Como no nos lo tomemos en serio y hagamos una acción a lo grande sobre el continente africano y algunos países de Asia vamos a tener un problema de primera división", ha advertido Rajoy.

"Todas las personas que son perseguidas por razones políticas o por vivir en países en guerra tenemos que asilarlas en Europa"

Rajoy ha defendido la gestión de la canciller alemana Ángela Merkel en la crisis de los refugiados por mantener "una postura a favor del derecho de asilo", que ha asegurado compartir. "Yo creo que a todas las personas que son perseguidas por razones políticas o por vivir en países en guerra tenemos que asilarlas en Europa", ha indicado.

El jefe del Ejecutivo ha distinguido, no obstante, entre refugiados y emigración irregular por motivos económicos ante lo que ha defendido "una gran operación pilotada por la UE intentando que en esos países se luche contra la pobreza y se respeten los derechos humanos; mientras la gente no pueda comer y llevar una ayuda digna va a venir aquí". "Yo también lo haría", ha admitido.