Publicado: 25.03.2014 07:00 |Actualizado: 25.03.2014 07:00

El rey agota los plazos médicos sin recuperarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rey volvió ayer a dar muestras de que o su recuperación se ha frenado o avanza de forma mucho más lenta de lo que anunciaron los médicos, concretamente, el doctor Miguel Cabanela, que el año pasado operó al monarca en dos tandas de una infección en la zona de la prótesis que, en noviembre de 2012, le habían colocado en otra intervención.

El prestigioso cirujano, que viajó desde la Clínica Mayo de Minnesota (EEUU) el año pasado para operar al jefe del Estado en el Hospital Universitario Quirón, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), aseguró tras la segunda y última intervención del monarca hasta ahora que éste debería poder caminar con normalidad "en seis semanas" y sin ningún tipo de apoyo, para primavera, aunque también podría dejar las muletas o el bastón incluso antes.

Políticos y periodistas comentaron las dificultades de movilidad del rey  en la capilla ardiente de SuárezSin embargo, el rey sorprendió ayer por la mañana a varios de los asistentes que coincidieron con él en la capilla ardiente de Adolfo Suárez instalada en el Congreso de los Diputados y que hacía tiempo que no veían al monarca tan cerca y tanto tiempo. Aparte del rostro triste y sombrío por la muerte del expresidente del Gobierno, políticos y periodistas comentaron las dificultades en la movilidad del jefe del Estado, que o caminaba lentamente con un bastón vigilado por sus asistentes o permanecía sentado. Especialmente llamativa fue la entrada del jefe del Estado en el coche para regresar al Palacio de la Zarzuela, lenta,trabajosa y con ayuda. A pesar de todo, la Casa Real mantiene que la recuperación del rey "es más rápida de lo previsto".

Aunque Adolfo Suárez permanecía enfermo y retirado desde, al menos, hace una década, fuentes que conocen bien al rey mantienen que la muerte del expresidente le ha supuesto "un mazazo" de verdad. Con sinceridad, aunque manteniendo el anonimato, advierten de que la relación del jefe del Estado con el exjefe del Ejecutivo "se cargó" la de Juan Carlos y Adolfo, siempre con los "matices" que conlleva el término "amigo" aplicado al rey. La misma fuente ve en el monarca una mezcla de abatimiento por el paso del tiempo (el rey tiene cinco años menos que Suárez); tal vez por "algún remordimiento" por dejar solo al expresidente al final de su mandato, pero, sobre todo, por el recuerdo de los "buenos, complicados e intensos" momentos que ambos vivieron antes de distanciarse definitivamente.

¿Puede la muerte de Suárez afectar a la recuperación del rey? Sólo ella, "no"; la acumulación de años de una Monarquía en crisis que no levanta cabeza y el fallecimiento de uno de los símbolos de la también cuestionada Transición (el otro es el propio rey), "sin duda".

La operación del pasado 21 de noviembre que realizó al rey Cabanela fue la décimocuarta en la vida del monarca y la sexta de las practicadas sólo en 2012 y 2013, en concreto, desde que el traumatólogo Ángel Villamor le colocó su primera prótesis en la cadera derecha tras la caída que sufrió en Botsuana durante un viaje secreto para cazar elefantes.