Publicado: 12.09.2016 21:07 |Actualizado: 12.09.2016 23:15

Sánchez aún confía en un “pacto regeneracionista” para convencer
a Iglesias y Rivera

Si las agendas lo permiten, se reunirá en unos días con el líder de Unidos Podemos y después con el de Ciudadanos.

Publicidad
Media: 2.80
Votos: 5
Comentarios:
Los líderes de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. REUTERS

Los líderes de PSOE y Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados. REUTERS

MADRID.- El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sigue con su hoja de ruta en la ronda de contactos, y buscando lo que él denomina un “Gobierno regeneracionista” que pasa por convencer de su necesidad a Unidos Podemos y a Ciudadanos.

Dicho “Gobierno regeneracionista” lo quiere sustentar Sánchez en las medidas que unen a los tres partidos en materias tan importantes como reformar la ley de partidos, la ley electoral, acabar con los aforamientos y los indultos a los condenados por corrupción, reformar el Reglamento del Congreso, derogar la reforma laboral o abrir un proceso de reforma Constitucional para afrontar el problema territorial, entre otros temas.



Según Ferraz, Sánchez aún confía en este proyecto y sigue trabajando en ello como su prioridad política, por lo que intentará reunirse esta misma semana con el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias y, posteriormente, con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.
De momento no hay fechas para el encuentro, por la agenda electoral que los tres políticos tienen con la campaña gallega y vasca. Sin ir más lejos, Sánchez tiene este martes cuatro actos en Galicia, y también Iglesias y Rivera se están volcando en ambos comicios autonómicos.

No obstante, se confía en que se buscará un hueco para los dos encuentros en los próximos días, pero por ese orden, porque Sánchez necesita llegar a un acuerdo previo con Unidos Podemos antes de intentar la complicidad de Ciudadanos para que lo apoye de alguna manera, lo que se antoja casi imposible.

En la dirección del PSOE también se admite que, al mismo tiempo, seguirán las conversaciones con el resto de fuerzas políticas con el objetivo de salir del bloqueo institucional, del que los socialistas hacen culpable a Mariano Rajoy tras fracasar en su investidura.

Sobre cuándo acabará el proceso de la ronda de consultas o cómo lo finalizará Sánchez, nadie aclara nada en el PSOE. Se dice que el diálogo seguirá hasta el agotamiento para intentar buscar una salida, y no se descarta una “doble o triple vuelta” de conversaciones.
Lo que se asegura desde Ferraz es que Sánchez en todo el proceso, pase lo que pase, mantendrá su compromiso de seguir firme en el “no es no” a Mariano Rajoy, así como en no pactar con partidos independentistas, las dos resoluciones aprobadas por el Comité Federal del PSOE el pasado 28 diciembre.

No obstante, Ferraz admite que si hubiera un cambio de escenario tendría que ser sometido al acuerdo del Comité Federal, que es quien tiene la potestad para decidir los pactos del partido, y que se convocará en octubre, como informó Público.

El encuentro que fijen los socialistas para su máximo órgano entre congresos no puede ser muy lejano al 25-S, porque el último hipotético pleno de investidura sólo puede ser ya la última semana de octubre.