Publicado: 21.10.2014 17:10 |Actualizado: 21.10.2014 17:10

Sánchez intenta desmontar "el engaño económico" de Montoro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pedro Sánchez podría haber pecado de doctor en Economía ─por tener este título le acusó Cristóbal Montoro en varias ocasiones─, de dejarse llevar por la crítica contumaz al Gobierno ─la hizo, pero con datos─ o de no presentar propuestas alternativas. Las tres cosas las evitó. Hizo un discurso muy duro contra el Gobierno, sólido en su contenido y con alternativas al cuarto Presupuesto del Gobierno de Mariano Rajoy durante el debate en el Congreso de los Diputados.

Sánchez empezó con una frase directa al ministro de Hacienda: "Basta ya de mentiras , señor Montoro". Afirmó que con las nuevas Cuentas del Estado se consolida "un Presupuesto de la desigualdad y del engaño masivo". Y dio tres datos demoledores: hay 800.000 empleos menos en España que en 2011, 400.000 jóvenes se han ido fuera de España y la deuda pública se ha incrementado en 265.000 millones de euros.

Luego, desgranó por sectores la situación del país. Recordó que Caritas ha denunciado que hay 600.000 personas más en riesgo de exclusión social que cuando llegó al Gobierno, que ha presentado una reforma fiscal que beneficia al 10% de los ciudadanos y sacrifica al otro 90%, o que ha bajado el Presupuesto en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) en más de un 25%. Para Sánchez, lo que el Gobierno llama "los Presupuestos de la consolidación, son los Presupuestos de consolidar la desigualdad" y, como ejemplo de ello, indicó que hay más de dos millones de parados que no cuentan ahora con ninguna protección por desempleo.

El líder del PSOE no se arrugó por las voces de la bancada del PP, ni cambió el tono de denuncia en toda su intervención inicial. Incluso, se encaró contra los diputados "populares". Así, denunció el "engaño" a los pensionistas con la deflación que se consolida en España y la ridícula subida del 0,25%. La hipocresía de los elogios de Montoro a los empleados públicos con la pérdida constante de empleo, la congelación salarial, y con la consecuente pérdida de poder adquisitivo.

Y hasta hizo un guiño al mundo de la Cultura pidiendo al Ejecutivo que el IVA se reduzca al 5% frente al 21% actual, un compromiso que ha adquirido el líder socialista que cumplirá si llega al Gobierno. Dijo que eran unos Presupuestos ficticios y, ante las gesticulaciones de Montoro durante su discurso, se calló un momento en la tribuna y afirmó: "Señor Montoro, lo que le molesta a usted es la verdad".

Finalmente, Sánchez, muy suelto en toda su intervención, terminó añadiendo cuatro propuestas para cambiar la línea económica y política del PP: refinanciar a familias y autónomos endeudados; un pacto por la pobreza infantil; una apuesta por la reindustrialización de España y la Formación Profesional; y una nueva política de empleo que reactiva las políticas activas, aumente los salarios y atienda a los parados de larga duración.

Sánchez gustó a los suyos, aunque los aplausos de su Grupo estuvieron descoordinados, pero las opiniones a la salida es que el líder del PSOE había pasado la prueba cuando faltan apenas dos semanas para que pase el examen de los cien días. El PSOE, por la bisoñez del nuevo equipo, no intoxicó mucho por los pasillos del Congreso, mientras que el Partido Popular iba por todas las esquinas comentando lo "flojo" que era Pedro Sánchez y lo contundente que había estado Cristóbal Montoro. A veces, es mejor no hacer pasillos.


http://www.quoners.es/q/encuesta-economica