Público
Público

El senador socialista Enrique Cascallana niega que llamase "franquista" a un guardia civil

La Benemérita le ha denunciado por negarse a facilitar su identificación y por insultos durante una concentración frente a un centro de salud de Humanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El senador socialista Enrique Cascallana se ha mostrado hoy 'sorprendido' tras enterarse 'por la prensa' de que la Guardia Civil le ha denunciado ante la Delegación del Gobierno por un incidente hoy en Humanes (Madrid), y ha calificado de 'totalmente falso' que haya insultado a ningún agente.

La Guardia Civil ha presentado una denuncia contra Cascallana por negarse a facilitar su identificación y por insultos a agentes de la Guardia Civil, a los que llamó 'franquistas' durante una concentración no autorizada frente a un centro de salud de Humanes, según informaron fuentes de la Dirección General del instituto armado. El senador por Madrid y exalcalde de Alcorcón participaba en uno de los 121 actos que el PSOE madrileño ha realizado hoy en varios municipios de la región en defensa de la sanidad pública.

'Es falso que no me haya identificado. El agente ha tenido directamente mi carné de senador en la mano y, por supuesto, no he llamado franquista a nadie', ha dicho Cascallana antes de puntualizar que 'tiene testigos' de lo ocurrido. Según el senador, unas ochenta personas se habían concentrado de forma pacífica frente al centro de salud y, cuando se prestaban a leer un comunicado, se les acercaron dos agentes y les preguntaron si el acto tenía autorización.

En ese momento, 'el secretario general del PSOE de Humanes, que se ha identificado como responsable del acto, le ha entregado su documentación personal y le ha explicado al agente que era una concentración pacífica, que no iba a haber corte de tráfico y que se iba a limitar a leer un comunicado', ha explicado Cascallana. Según el senador, el agente les dijo que 'más de tres personas no pueden estar' concentradas, ante lo que Cascallana señala que le explicó 'que eso no es una legislación aplicable en este momento y que es de la época franquista'.

El agente le pidió entonces su identificación, y Cascallana le preguntó 'cuál era el motivo, dado que ya estaba identificado el responsable del acto'. No obstante, señala que le entregó su carné de senador, sin que el agente apuntara sus datos personales, 'es más, devolvió el carné sin ningún ánimo de escribir nada'. 'Cuando un agente quiere poner una denuncia, se la comunica al denunciado y yo me he ido del acto sin ninguna denuncia efectuada por el agente. Me he enterado por la prensa, lo cual es un poco sorprendente', ha concluido.