Público
Público

Susana Díaz confía la captación de sus apoyos a 2.000 alcaldes del PSOE

La estrategia de campaña de la andaluza pasa por que los regidores y secretarios locales, quienes mejor conocen los censos de afiliados en sus agrupaciones, contabilicen cada voto y aval a su favor

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5
Comentarios:

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, en un acto del PSOE andaluz. EFE

La presidenta andaluza no ha dejado su campaña a las primarias del PSOE al azar. A Susana Díaz se le reconoce una experimentada trayectoria en procesos congresuales, casi siempre para otros candidatos, donde se ha labrado fama de ser buena contando censos de delegados, que son quienes acudirán a votar en mayo al nuevo secretario general del partido.

Su estrategia de campaña va a seguir un patrón “clásico”, según fuentes de su entorno, nada de crowdfunding ni de prestar atención a la “afiliación directa a Ferraz”, esa fórmula que ideó la anterior ejecutiva de Pedro Sánchez, y que permitía inscribirse como militante no con una agrupación local de referencia, sino directamente en la sede central del PSOE.

Los susanistas no quieren “militantes virtuales”, quieren conocer uno a uno a los inscritos en cada municipio, localizarles, llamarles y saber qué van a votar. Por eso, aunque se haya puesto el acento en que Susana Díaz cuenta con el respaldo del aparato, de los principales barones territoriales, y de exmandatarios como Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba o José Bono, en quien va a apoyarse para ganar las primarias es en los alcaldes y en los secretarios locales, que son los que más conocen los censos y están más próximos a los afiliados.

Susana Díaz no ve diferencias entre estas primarias y las anteriores, tampoco cree en la dicotomía entre el aparato y las bases, ese relato “maniqueo”, dice, con el que Sánchez espera inclinar la balanza a su favor.

La sevillana conoce bien las entrañas de su partido, y va a confiar la captación de sus avales y votos a los 2.000 alcaldes socialistas de todo el país (y alrededor de 20.000 concejales). Díaz sabe que los regidores son quienes más conocen sus agrupaciones locales y provinciales, quienes más controlan los censos de afiliados, con nombres y apellidos, y por tanto quienes le permitirán llegar al día de las primarias con las cuentas hechas. “Como siempre ha hecho. No quiere arriesgar. Se van a crear grupos de apoyo a Susana hasta en el pueblo más pequeño”, dice un dirigente provincial del PSOE andaluz.

En efecto, en los próximos días empezarán a aflorar grupos de apoyo a la candidatura de Susana Díaz, que es la unidad mínima de medición de la capacidad de movilización de un aspirante.

Los susanistas quieren cubrir con grupos de apoyo todos los municipios y agrupaciones locales posibles, poniendo especial incidencia en aquellas zonas donde los líderes provinciales del PSOE no están consolidados o cuentan con un sector crítico importante.

La presidenta andaluza sabe que los alcaldes son quienes mejor conocen su territorio y confiará toda su estrategia de campaña en “esa red de apoyos que tejerán por ella los regidores”. No es casual que el primer gran acto que tuvo en Madrid, hace unas semanas, fuera una convocatoria para alcaldes. “Con quien más se ha reunido y con quien más ha hablado en sus visitas fuera de Andalucía es con alcaldes y secretarios locales y provinciales”, explica una fuente de su círculo cercano.

En los últimos meses, Díaz ha mantenido reuniones y conversaciones telefónicas con muchos regidores, con quienes ha compartido su “interés” por que el PSOE salga “más fuerte y unido” de las primarias, “por el bien de todos”, en alusión a las elecciones municipales de 2019.

La sevillana también ha amarrado el importante apoyo de las Juventudes Socialistas, una facción del partido con mucha capacidad para movilizar a las bases, y que además imprime un sello izquierdista y renovador a su candidatura (los sanchistas identifican a Díaz con la vieja guardia, el PSOE más conservador y ortodoxo). El secretario general de Juventudes Socialistas, Nino Torre, presentó el jueves el grupo de apoyo a la sevillana -Los primeros 1.000-, y la presidenta andaluza se lo agradeció enseguida a través de su cuenta de Twitter.

Fuentes próximas a Susana Díaz aseguran que ésta se ha garantizado ya el control de más del 60% de los casi 180.000 militantes del partido en toda España. La tranquilidad de la sevillana reside en dos convicciones: cuenta con el respaldo mayoritario de su federación, la más numerosa, con 45.500 afiliados, y con los principales barones territoriales; y ya no teme que el voto del PSC desestabilice su poder, porque finalmente el censo se ha reducido a unos 12.000 inscritos.