Público
Público

Cáncer de colon Investigadores de Barcelona avanzan en la cura del cáncer de colon

La investigación  ha conseguido curar a ratones de laboratorio enfermos de cáncer de colon con metástasis neutralizando la hormona TGF-beta para quedar inmunizados ante un nuevo tumor en ese órgano.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4

El cáncer de colon es de los más comunes en España, con 41.000 nuevos casos anuales

Científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB) han conseguido curar a ratones de laboratorio enfermos de cáncer de colon con metástasis neutralizando la hormona TGF-beta y que queden inmunizados ante un nuevo cáncer en ese órgano.

El investigador Eduard Batlle, que desarrolla su trabajo en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB), ha liderado un equipo de científicos que ha constatado que la hormona TGF-beta es la responsable de que el sistema inmune sea ciego ante las células tumorales de colon, ha explicado hoy en rueda de prensa en Barcelona.

Este trabajo se publica hoy en la revista Nature, que también incluye otro estudio de una farmacéutica norteamericana que llega a las mismas conclusiones que el equipo de Batlle investigando la falta de respuesta a la inmunoterapia en pacientes con cáncer de vejiga.

Junto con Batlle, han trabajado, entre otros, el científico italiano Daniele Tauriello, que ha aplicado a ratones de laboratorio cuatro de las mutaciones genéticas más comunes presentes en los tumores humanos de colon avanzados, durante cuatro años de trabajo.

"La creación del modelo animal nos ha llevado cuatro años pero hemos dado en el clavo", ha asegurado Tauriello en la misma rueda de prensa.

Tauriello ha creado un biobanco de organoides tumorales -minitumores en tres dimensiones- para reintroducirlos de forma controlada en ratones.

A través del ratón modelo, que mimetiza las principales características de colon metastásico (que afecta a otros órganos) desarrollado en pacientes, los científicos del IRB han estudiado cómo las células cancerígenas conseguían ocultarse de la acción del sistema inmune.

La responsable de este comportamiento de inmunoexclusión es la elevación de los niveles de la citada hormona TGF-beta que, en el estudio, los científicos han neutralizado, lo que ha permitido a las células del sistema inmune de los ratones reconocer el tumor, infiltrarse en el mismo y luchar contra el cáncer, con un tratamiento de unos 15 días.

También han conseguido prevenir la aparición de las metástasis generadas en hígado y pulmón por tumores que se desarrollan en el colon, en un modelo preclínico con ratón que mimetiza la enfermedad en humanos.

Eduard Batlle, miembro de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA), ha llamado a la prudencia porque ahora se deben trasladar estos resultados positivos en ratones a ensayos clínicos con personas humanas, "que son más heterogéneas". No obstante, se ha mostrado "convencido que habrá muchos pacientes de cáncer colorrectal que se podrán beneficiar de esta investigación".