Publicado: 23.03.2016 08:35 |Actualizado: 23.03.2016 14:30

Tuits para salvar vidas

Las redes sociales ganan poco a poco la batalla a la telefonía en los atentados y catástrofes y se establecen como la referencia informativa en tiempo real.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Imagen de archivo de los atentados de París. EFE

Imagen de archivo de los atentados de París. EFE

MADRID.- Resulta incuestionable el cada vez más importante papel que juegan las redes sociales en las coberturas informativas en atentados como el de este martes en Bruselas.

Aunque se presentan como un arma de doble filo, en el que hay que discernir con la máxima cautela la información veraz de la poco fiable o no contrastada, los periodistas y usuarios y los medios digitales que en ellas publican se establecen como la referencia informativa en tiempo de real en el momento de los hechos. 



Además, las redes sociales se convierten en herramientas de gran utilidad para las instituciones y las fuerzas de seguridad, a la hora de establecer los protocolos de seguridad y dar a conocer a la ciudadanía los pasos a seguir en este tipo de situaciones.

Uno de los mensajes más compartidos esta mañana ha sido el teléfono de emergencia del consulado español. 


Yendo aún más lejos, estas herramientas, que en numerosas ocasiones dan pie a que usuarios realicen publicaciones vacías de contenido, se destapan en otras como herramientas de auxilio en casos de extrema necesidad, como ocurrió en la matanza de la sala Bataclan en París.

En jornadas como la de este martes, plagadas de confusión, con las redes de telefonía caídas y con la imposibilidad de comunicarse vía teléfono,  se convierten prácticamente en el único recurso a la hora de comunicarse con los seres más cercanos o para ofrecer información valiosa 'al exterior'.  

Numerosos usuarios contaban desde sus perfiles de Twitter, desde el lugar de los hechos, lo que estaba ocurriendo, tranquilizaban a sus familiares y conocidos  en la red social y explicaban cómo habían vivido las explosiones.

Leticia Rodríguez, una de las afectadas, ha ido narrando toda su odisea a través de la red social Twitter.

En estos casos las redes sociales se inundan de testimonios en primera persona como el de Rodríguez, presentes en las zonas de los atentados, que no dudan en compartir su experiencia.

En algunos casos, las redes sociales han servido para dar información, simultáneamente, de lo que estaba ocurriendo justo en el momento en el que se producía el ataque y ayudar a las víctimas.

Ocurrió en los atentados de París, cuando Benjamin Cazenoves comunicó a todos sus seguidores que varios atacantes estaban matando uno a uno a los allí presentes. Un mensaje en el que aprovechó para pedir auxilio. Un mensaje que se viralizó instantáneamente, que fue redifundido por medios de comunicación y que fue compartido en Facebook en más de 20.000 ocasiones.

Je suis encore au Bataclan. 1e étage. Blessée grave ! Qu ils donnent au plus vite l assaut. Il y a des survivants à l intérieur. Ils abattent tout le monde. Un par un. 1e étage vite !!!!

Posted by Benjamin Cazenoves on viernes, 13 de noviembre de 2015

Muestras de solidaridad

Como sucedió en los atentados de París, tras las tragedias suelen surgir iniciativas solidarias o muestras de solidaridad a través de las redes sociales que se canalizan a través de hashtags.

En aquella ocasión se utilizaron #PrayForParís, #JeSuisParis #Tristesse, generando millones de tuits, o la etiqueta #PorteOuverte, en la que ciudadanos parisinos ofrecían sus casas para acoger a afectados ante la recomendación de las autoridades de permanecer dentro de los hogares.  En los atentados de Boston se creó iniciativa a través de Google Docs para ofrecer casa a los afectados

Ha vuelto a ocurrir este martes con los ataques de Bruselas. Organismos oficiales, autoridades y medios de comunicación, entre otros, han expresado en sus cuentas de Twitter su "consternación" y "solidaridad" con el pueblo belga al tiempo que han manifestado su profunda "condena" con la masacre.

A través del hashtag #JeSuisBruxelles, similar al lanzado improvisadamente en los atentados del pasado mes de noviembre en París, los usuarios de la red social expresan apoyo a las víctimas, a sus familias y a los ciudadanos belgas con viñetas, ilustraciones y con fotografías de la bandera belga con el crespón negro, entre otros.

Aviso de seguridad

Por otro lado, Facebook ha activado de nuevo el Safety Check, el botón con el que los usuarios de la red social pueden avisar al resto de sus contactos de que se encuentran bien tras los atentados en el aeropuerto y el metro de Bruselas.

Esta herramienta ya fue activada tras los atentados de París en noviembre de 2015 "para que la gente de allí pudiese hacer saber a sus amigos y familiares que estaban bien durante los eventos terroríficos que tuvieron lugar" debido a la "gran cantidad de actividad" que observaron en la red social a medida que los eventos iban desarrollándose. Anteriormente se utilizó para los terremotos de Nepal, Chile, Pakistán, entre otras catástrofes.