Publicado: 30.10.2015 13:16 |Actualizado: 30.10.2015 13:16

La ensalada y el pollo, los platos
más consumidos por los españoles

Les siguen las lentejas, la sopa de pasta, los macarrones, la merluza y la tortilla de patatas, según un estudio que destaca la disminución de la fritura como modo de preparación.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ensalada, pollo, macarrones, merluza... así se come en los hogares españoles.

Ensalada, pollo, macarrones, merluza... así se come en los hogares españoles.

MADRID.- La ensalada, la pechuga de pollo, las lentejas, la sopa de pasta, los macarrones, la merluza y la tortilla de patatas son los alimentos que más se preparan y consumen en los hogares españoles, según el informe "Los españoles en la cocina" realizado por la consultora Kantar Worldpanel.

Tras realizar un estudio de los hábitos de consumo de 12.000 hogares, Kantar Worldpanel ha dado a conocer algunas conclusiones como que en seis de cada diez hogares se repiten menús cada semana, un 5,4 % más que hace cuatro años.



También ha diseñado un menú típico de los españoles, que consta de leche acompañada de pan, galletas o bollería en el desayuno; fruta a media mañana; ensalada y pollo a la plancha para el almuerzo; zumo y bocadillo o bollería para la merienda de los niños; sopas y cremas para cenar, y un capricho dulce antes de acostarse.

Por ello, la consultora mantiene entre sus conclusiones que los españoles se mantienen "fieles" a la dieta mediterránea, en los hábitos de consumo y también de compra. Así, las frutas y hortalizas son el producto de "mayor rotación" en casa con una media de compras de tres veces al mes (113 al año), mientras que se sale a adquirir pan fresco 95 veces y carne fresca procesada, 54.

En cuanto a la forma de cocinar, el estudio indica que en los últimos cuatro años los fritos han caído como modo de preparación, mientras que están creciendo alternativas más saludables como la plancha, los hervidos o los alimentos sin preparar como las ensaladas.

Los horarios sí han experimentado ligeros cambios, en concreto, se han adelantado la horas, de forma que crecen los desayunos antes de las 9.00, las comidas antes de las 14.00 y también se hacen más cenas antes de las 22.00.

En total, cada semana se hacen nueve comidas y cenas en casa y solo un 25 % tiene primer plato, pues esta opción cada vez se sustituye más por platos para compartir como la ensalada.