Publicado: 19.10.2016 13:08 |Actualizado: 19.10.2016 13:12

Equiparar los permisos de paternidad y maternidad costaría 1.500 millones e impulsaría la actividad económica

La aprobación de la propuesta de Podemos en el Congreso por ahora no es más que una mera declaración de intenciones a la espera de que haya un nuevo Gobierno, pero es asumible desde el punto de vista económico y son pocos los que dudan de sus ventajas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un padre con su hijo./ EFE

En España, la madre tiene 16 semanas (cuatro meses) de baja remunerada al 100%. El permiso de paternidad es trece días más otros dos por nacimiento.

MADRID.— El Congreso de los Diputados aprobó ayer a iniciativa de Podemos-En Comú Podem-En Marea equiparar en 16 semanas el permiso de paternidad con el de maternidad. Un paso importante hacia la igualdad plena y efectiva entre hombres y mujeres. Sin embargo, esta iniciativa no es más que una mera declaración de intenciones, una proposición no de ley que no implica ningún cambio legislativo, al menos por ahora. 

¿Qué propone la medida?

La iniciativa impulsada por el grupo parlamentario de Podemos reclama que la duración del permiso por tener un hijo sea igual para el padre y la madre —16 semanas para cada uno— y que dicho permiso sea intransferible, con una prestación del 100% de la base reguladora del sueldo y con igual protección del puesto de trabajo durante su disfrute.

La proposición no de ley aprobada ayer plantea, además, establecer un calendario completo para la implantación de la medida, evaluando asimismo su coste económico e incluyendo para el ejercicio 2017 la prolongación del permiso de paternidad de 13 días a cuatro semanas, de acuerdo con lo establecido en la ley de Igualdad aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La iniciativa también solicita la adecuación de los formularios administrativos "a un lenguaje no discriminatorio" acorde con las nuevas realidades familiares.



¿Cuál es la situación actual en España?

En España, la madre tiene 16 semanas (cuatro meses) de baja remunerada al 100%. El permiso de paternidad es trece días más otros dos por nacimiento. Las seis primeras semanas de la madre son intransferibles y obligatorias para ella, mientras que las otras 10 se pueden repartir entre el padre y la madre de forma simultánea o consecutiva. Pero eso es sólo sobre el papel: sólo el 1,8% de los padres asumen alguna de las diez semanas de permiso transferible.

¿Qué ocurre en Europa?

La diversidad es la nota dominante. En la gran mayoría de los países europeos las diferencias entre los permisos de maternidad y paternidad son bastante grandes, siendo la mujer quien más días de permiso disfruta. Pero no es menos cierto que la tendencia es avanzar hacia políticas más igualitarias entre padres y madres. 

Como siempre, los países nórdicos son los que más concienciados están sobre este aspecto de tender a igualar a padres y madres. Por ejemplo, Noruega da un permiso a los padres de hasta 112 días de duración, Islandia tiene 90 días de permiso, como Eslovenia, y los padres suecos pueden disfrutar de hasta 70 días.

Sin embargo, no en toda Europa ocurre lo mismo. en Alemania, la baja por maternidad y paternidad se comparte entre los progenitores, que será un máximo de 14 semanas. Europa del Este contempla desde los 15 de Bulgaria hasta los 5 de Hungría. Entre medias aparecen países como Polonia, con 14 días, Rumanía, que da 10, o los países balcánicos Serbia , Bosnia y Croacia, que dan 7.

¿Ha entrado en vigor la propuesta?

No. Cómo se ha dicho antes, la iniciativa de Podemos aprobada el martes no es más que una mera declaración de intenciones, una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a iniciar los trámites necesarios para cambiar la actual legislación. Ahora mismo, con el Gobierno en funciones, es imposible cambiar ninguna ley, pero en dos o tres semanas, ya con un Ejecutivo a pleno rendimiento —abstención del PSOE mediante—, podrían iniciarse los trámites legislativos para la total equiparación de los permisos de paternidad y maternidad. La medida entraría en vigor cuando el Congreso de los Diputados diera luz verde a la reforma de la ley actual.

¿Cuánto costaría la medida?

El coste de la equiparación entre padres y madres sería de 1.500 millones de euros anuales, según un informe de 2015 elaborado para Podemos por Maria Pazos y la economista Bibiana Medialdea. Un gasto asumible sobre todo teniendo en cuenta que España gasta mucho menos en políticas sociales en relación al PIB que los países de la UE. Desde el PP arguyen que la medida sería muy cara. Los cálculos también cifran en 1.500 millones de euros el coste de esta medida. Ayer mismo, su portavoz en este debate, Carolina España, dijo que hay que ser "serios y responsables" en esta cuestión porque dispara el coste de los 200 millones actuales a 1.500 millones.

¿Los permisos serían simultáneos?

No se específica. Podemos recoge en su programa la propuesta de la Plataforma Por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA), que plantea establecer un calendario de seis años para la ampliación del permiso de paternidad de forma progresiva hasta llegar a las 16 semanas que dura el de maternidad. En esa propuesta de la PPIINA ambos permisos podrían disfrutarse de forma simultánea en una primera fase y después encadenarse de forma alternativa. Algunos partidos, como el PNV, defiende que ambos permisos no deben ser simultáneos porque al agotarse las mujeres volverían a asumir "el protagonismo del cuidado de los hijos".

¿Qué beneficios sociales tendría la medida?

Conciliar no es un lujo, es un derecho. Sólo por eso, el avance ya es sustancial aunque sea desde el terreno de lo simbólico. Pero además, está acreditado por múltiples informes que equiparar los permisos de paternidad a los de maternidad reduciría significativamente la brecha laboral y salarial entre hombres y mujeres. Ademas, una mayor presencia en el mundo laboral de las mujeres, impulsaría la actividad económica.