Publicado: 08.09.2016 14:29 |Actualizado: 09.09.2016 14:05

El inicio del curso escolar arranca con "plantillas esquilmadas" y "aulas masificadas", denuncia CCOO

El sindicato critica que "no existe plan de futuro para la educación madrileña” y que el PP no tiene “ninguna intención” de revertir esta dinámica de recortes

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
Varios niños a su llegada al colegio público Mario Vargas Llosa de Las Rozas (C. de Madrid), en el primer día del curso escolar 2016-2017 que ha dado comienzo este jueves para los alumnos de Infantil y Primaria de Madrid, Comunidad Valencia, Aragón y Cant

Varios niños a su llegada al colegio público Mario Vargas Llosa de Las Rozas (C. de Madrid), en el primer día del curso escolar 2016-2017 que ha dado comienzo este jueves para los alumnos de Infantil y Primaria de Madrid, Comunidad Valencia, Aragón y Cantabria, así como la ciudad autónoma de Ceuta.- EFE/Luca Piergiovann

El nuevo curso en la Comunidad de Madrid arranca con las mismas deficiencias y problemas de recursos de años anteriores en la Escuela Pública al no revertirse una tendencia que deja a los centros con sus plantillas “esquilmadas” y una oferta pública “insuficiente” en relación a su demanda, fruto de los recortes realizados por el Partido Popular, según denuncia Comisiones Obreras (CCOO).

Pese al déficit de profesorado que reprende, el sindicato expone que gracias a la presión realizada “se ha logrado mejorar algo la situación respecto a las plantillas” pero aún así “falta muchos trabajadores” y “no se llega al inicio del mes de septiembre con el 100% de los docentes en los centros”. Además, subraya que muchos de los colegios disponen de una “plantilla envejecida” y desde los mismos critican que no se reponen el número de profesores recortados.



Para el sindicato existe una “clara falta de plan de futuro para la educación madrileña” y que el PP no tiene “ninguna intención” de revertir esta dinámica. Dinámica que para la Secretaria General Educación de CCOO en Madrid, Isabel Galvín, presenta varios síntomas que anuncian una continuidad en los recortes.

Entre estos síntomas Galvín menciona que existe una “clara falta de oferta pública” y una “masificación” en las aulas que aqueja en especial ámbito público con ratios de alumnos “demasiado elevados”. Otro punto son las becas perdidas “pese a que el Gobierno diga que su inversión ha alcanzado un récord histórico”; afirmación que Galvín considera “falaz y engañosa” al incluir la cifra total “partidas más allá de las becas”. Y remacha que la reducción de los cheques comedor o el recorte del transporte escolar público establecen un conjunto de elementos que desvelan “que los recortes continuarán”.

Todo ello “demuestra que el dinero se redistribuye de tal forma que no repercute en la ciudadanía y que beneficia a los que más tienen”, asevera Galvín. Asimismo, plantea que hay un interés deliberado por parte del Gobierno de favorecer a la educación del entorno privado y provocar que lo público compita “en desigualdad de condiciones”. “No es justo que las requisitos que le exigen a los centros públicos sean mucho más estrictos respecto a los centros privados”, subraya.

El sindicato valora que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, esgrime un discurso “triunfalista” que “oculta la verdadera realidad de las cosas”.  La implantación de la LOMCE "presenta grandes dificultades" de cara a su organización y con una aplicación de unos nuevos currículums "nefastos", sostiene. Y sentencia que “si de cada cuatro euros recortados en educación, tres euros se quitan a la educación pública, se vulnera un derecho básico que recoge la constitución”.