Público
Público

Lotería Navidad 2017 ¿Por qué ponen cuadros religiosos en los décimos de la Lotería de Navidad?

Desde 1660 estas obras de arte ilustran los famosos billetes ya que el arte religioso español alberga las más relevantes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Adoración de los pastores', de Bartolomé Esteban Murillo (1650)

El cuadro la Adoración de los pastores, de Bartolomé Esteban Murillo, es la imagen que ilustra este año los décimos del sorteo de Lotería Nacional de Navidad. En los últimos 50 años, el organismo de Loterías escoge imágenes religiosas para su sorteo más importante. El año pasado, por ejemplo, fue un nacimiento flamenco del siglo XV, cuyo autor es anónimo y que se encuentra en la Catedral de Santa María de León.

La pintura elegida para este año data de 1650 y ha sido seleccionada por la Administración ya que se conmemora el nacimiento del artista sevillano (1617). El óleo se encuentra actualmente en el Museo del Prado de Madrid.

Loterías comenzó a utilizar en 1960 escenas artísticas, literarias, científicas o deportivas de interés, reservando las de carácter navideño para el sorteo especial del 22 de diciembre como forma de propagación de la cultura relacionada con la religión católica, de la que España alberga una amplia variedad.

Es por ello que desde la segunda mitad del siglo XX se seleccionen esculturas, óleos, tablas flamencas, retablos o altorrelieves, de artistas españoles como Goya, Fortuny, El Greco, Velázquez o Zurbarán.

Precisamente, fue Murillo quien inició lo que ya es una costumbre en la imagen de los décimos navideños con una pintura de 1668-1669 que se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. El pintor barroco se ha convertido este año en el único en ser seleccionado en dos ocasiones.

Décimo de la Lotería de Navidad de 1960. /todocolección.com

Esta tradición de la elección de imágenes religiosas la acabó compartiendo el sorteo del Niño, celebrado el 6 de enero, con pinturas y esculturas referidas a la Pascua.

El proceso de elaboración comienza con la proposición de los diseñadores a Loterías y Apuestas del Estado (LAE) de diferentes posibilidades para que decida qué imagen figurará en los décimos del sorteo y, siempre, las candidatas comparten un tema común: la Navidad y en relación con un Misterio

Una vez decidido la imagen del diseño, el billete de 11 x 6,5 centímetros se completa con el número, serie y fracción. El color de fondo también se cambia cada año para que no sea similar al de otros sorteos.

Impresión

La segunda parte del proceso se inició el pasado mes de mayo, cuando la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre imprime los décimos para el sorteo de Navidad,  así como los del resto de la lotería nacional. 

La impresión se lleva a cabo por fases. Se empieza por las partes fijas del décimo y posteriormente por los elementos variables, esto es, número, serie y fracción.

Como si fuera papel de moneda, la Fábrica utiliza complejas técnicas y estrictas medidas de seguridad. Para ello, utiliza un papel OCR, compuesto por fibrillas visibles mediante el efecto de una lámpara ultravioleta pero imperceptibles a simple vista. 

Dicha seguridad también está presente en la tinta que se utiliza y que es secada mediante aire caliente. Previamente, para que esta se fije, se vierte junto a agua sobre una plancha metálica de forma que la tinta solo se fije en las zonas impregnadas con un compuesto que repele el agua.

Décimo Lotería de Navidad 2016

Distribución

Durante la primera quincena de marzo los loteros realizan las solicitudes de los número que quieren adquirir para el primer envío de billetes, que se compone por número de abonados, billetes especiales y la distribución libre con los décimos que han quedado fuera de los pedidos previos.

Ya en julio, concretamente el día 3, comenzó la distribución de los décimos a sus respectivas administraciones tal y como informó Lotería y Apuestas del Estado.

Añadió que la emisión de este año sería de 170 series de 100.000 billetes cada una (numerados del 00.000 al 99.999). Y como novedad principal, comunicaron el aumento del número de series de 165 a 170 por cada número. De ese modo, emisión pasa de 3.300 a 3.400 millones de euros y el importe destinado a premios aumenta en 70 millones desde los 2.310 millones del año pasado, a los 2.380 millones de euros.