Público
Público

Investigación a Helena Maleno Maleno queda a la espera de la decisión del juez sin que el Gobierno español se haya preocupado por su causa

Termina la investigación en Marruecos a la activista y experta en migraciones. En las próximas semanas, el juez decidirá si abre juicio o archiva la causa contra ella por favorecer el tráficos de personas. ONGs y partidos políticos critican que el Gobierno no haya informado al Tribunal de que esa investigación ya se archivó en España en 2017

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Helñena Maleno, a la salida de su comparecencia ante el tribunal de Tánge.

La activista española y experta en migraciones y trata de seres humanos Helena Maleno ha terminado de comparecer ante el Tribunal de Apelación de Tánger (Marruecos), donde este miércoles ha prestado declaración por segunda vez. La Justicia marroquí la investiga por favorecer supuestamente el tráfico de personas mediante sus alertas a los servicios de rescate cuando una patera queda a la deriva entre España y el país norteafricano.

Maleno queda ahora a la espera de si el juez decide archivar la causa definitivamente o abre un juicio penal contra ella por delitos relacionados con el tráfico de personas, unos cargos que en Marruecos pueden conllevar penas de prisión y, en el peor de los casos, la cadena perpetua. El veredicto se conocerá, según ha informado Maleno, "en las próximas semanas"

La también portavoz de la ONG Caminando Fronteras ha asegurado en su cuenta de Twitter que la vista ha consistido en un "largo y duro interrogatorio" en el que ha aportado "más información" y "respondido a las acusaciones del dossier criminal" que la policía española envió a Marruecos y en el que se basa esta causa.

"Confío en que finalmente acabe por imponerse el sentido común y, como en España, se archive la causa. Porque nadie puede entender que defender el derecho a la vida de las personas migrantes sea un delito", ha declarado.

Abandono por parte del Gobierno español

Maleno ha criticado al Gobierno español, en concreto, a los ministros de Interior y Exteriores, Juan Ignacio Zoido y Alfonso Dastis, a los que recrimina no haber "cumplido todavía con su obligación de informar a Marruecos sobre el archivo de la causa en la Audiencia Nacional".

Se refiere a la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional española, que en abril de 2017 decidió dar carpetazo a una investigación iniciada en 2012 por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF), dependiente de la Comisaría General Extranjería y Fronteras, en colaboración con la policía marroquí, que tuvo pinchados los teléfonos de la activista durante dos años sin encontrar indicios de actividad delictiva.

Un día antes de que Maleno volviera a comparecer ante el juez, ONGs españolas lanzaron una recogida de firmas que, en pocas horas, logró 20.000 apoyos ciudadanos y exigía al Gobierno español que comunicara oficialmente a Marruecos que la justicia española no encontró delitos en la misma causa que ahora amenaza a la activista. Sin embargo, el Gobierno de Rajoy no se ha pronunciado en ningún momento sobre esta investigación.

El Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha pedido la comparecencia urgente en el Congreso de Dastis, para que explique “qué medidas y gestiones está realizando a la hora de proteger a activistas y cooperantes españoles que son perseguidos en terceros países por defender los derechos humanos o por salvar directamente la vida de personas migrantes en el Mediterráneo”.

A nivel europeo, IU y Podemos ha pedido explicaciones a la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, que también ha guardado silencio sobre la causa contra Maleno pese a que los portavoces de ambas delegaciones en la Eurocámara, Marina Albiol y Miguel Urbán, presentaron en diciembre una pregunta escrita sobre el tema.

Maleno ha agradecido el apoyo y la "inmensa solidaridad de las comunidades migrantes, organizaciones internacionales, personalidades y gentes de a pie" que han defendido su labor durante este proceso.