Público
Público

Maltrato animal España, entre los únicos 9 países de la UE que todavía no prohíben los circos con animales

Casi 30 animales de circos son víctimas de accidentes de tráfico cada año en la Unión Europea.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

Uno de los elefantes del circo Gottani heridos en el accidente en la Autovía A-30. EFE

Dos hechos ocurridos en tan solo 15 días han devuelto el foco del debate público a la prohibición de los circos con animales. El primero la fuga de Pipo, un hipopótamo que huye sistemáticamente del circo al que pertenece y que volvió a hacerlo el pasado 20 de marzo cuando los vecinos de La Garrovilla (Badajoz) se lo encontraron campando a sus anchas por el municipio. El segundo, la muerte de un elefante y las heridas causadas a otros dos al accidentarse el camión circense en el que viajaban con destino a su próximo espectáculo en la Autovía A-30 a la altura de Albacete.

“El debate ya ha tomado cuerpo social y está suficientemente maduro como para que las administraciones tomen medidas al respecto. Los países de nuestro entorno que han prohibido los animales salvajes en los circos son muchos y España va con retraso, pero todo el mundo entiende que hace falta una ley de ámbito estatal y es planteable que exista dentro de poco”, dice a este periódico Chesús Yuste, portavoz de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APPDA), que apunta a que sin una regulación a nivel nacional en este sentido “seguirá habiendo graves accidentes que no sólo afectan al bienestar animal, sino también al de la ciudadanía en general”.

Aunque en España el rechazo a los circos con animales se ha ido extendiendo por todo el territorio nacional de forma creciente en los últimos años, no hay una normativa estatal que los prohíba. Sólo cuatro comunidades autónomas —Catalunya, Galicia, Baleares y Murcia— han aprobado su veto a nivel regional y unos 400 ayuntamientos, según el listado de Infocircos, lo han hecho también en sus municipios. Una práctica lejos de la tendencia imperante en la Unión Europea, donde estos espectáculos están cada vez más cercados por las autoridades. Sólo nueve países miembros no tienen una normativa estatal que prohíba o restrinja el uso de animales en los circos, y España, junto a Eslovaquia, Luxemburgo, Lituania, Italia, Irlanda, Alemania y Francia, es uno de ellos.

Riesgo en la carretera

Los hechos también han puesto en cuestión las condiciones para el transporte de estos animales y los riesgos para la seguridad vial. La Dirección General de Tráfico que investiga lo sucedido en el caso de los elefantes ha atribuido a una maniobra de adelantamiento la causa del accidente del camión, que terminó volcando posiblemente por la distribución de la carga y el movimiento de los paquidermos. El partido animalista PACMA estudia acciones legales por “posibles irregularidades” en el traslado de los elefantes, pero están esperando a que la DGT determine las causas definitivas.

Pese a que la mayoría de las denuncias a los circos se dan por las condiciones en que mantienen a los animales o los números que estos se ven obligados a realizar, su desplazamiento, sobre todo en espectáculos itinerantes, es un factor importante de riesgo. Según un informe reciente de Eurogroup for Animals, entre 1995 y 2017 ha habido al menos 305 accidentes con automóviles circenses en los que se han visto envueltos hasta 608 animales. De media, son casi 30 animales cada año en el conjunto de la UE.

Existe un reglamento a nivel europeo para el transporte de animales salvajes, pero este no es aplicable a los circos.

“Hay un vacío legal para estos casos y si sucede algo, no existe una solución para ellos”, señala la portavoz de PACMA Laura Duarte. El partido ha recogido ya más de 170.000 firmas para pedir al Gobierno que prohíba el uso de animales al Circo Gottani, denunciado varias veces en Galicia, y que incaute a los elefantes para trasladarlos a un santuario o centro de recuperación. También ha convocado una manifestación este miércoles ante el Ministerio de Medio Ambiente y ha solicitado una reunión con la ministra Isabel García-Tejerina para abordar el asunto.

“Muchos circos se están reconvirtiendo y están ofreciendo un cartel sin animales en aquellos lugares donde está prohibido, pero hace falta también dar una salida diga a esos animales”, dice Yuste.