Público
Público

Maltrato animal Un vídeo revela malas prácticas de salubridad en otra granja proveedora de El Pozo

Igualdad Animal halla una fosa de residuos sólidos al aire libre llena de productos tóxicos y restos veterinarios en la granja de El Escobar, condenada por crueles prácticas de maltrato en 2016.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6

Fosa hallada en la granja de El Escobar. IGUALDAD ANIMAL

Igualdad Animal —una de las organizaciones animalistas que más ha investigado y denunciado el abuso y maltrato por parte de la industria alimentaria en el mundo —, ha hecho público un nuevo vídeo que vuelve a poner en el centro de la diana a una granja proveedora de El Pozo, en plena crisis de la marca tras las revelaciones del programa Salvados, de LaSexta.

Según ha informado la ONG, tras sobrevolar con un dron las instalaciones de la granja murciana de El Escobar —que ya había sido condenada por sádicas prácticas de maltrato animal hace años— se hallaron en ella nuevas evidencias de malas prácticas de higiene y salubridad. En concreto, la organización ha encontrado una fosa de gran tamaño con todo tipo de residuos de limpieza, material veterinario como medicamentos y cánulas, restos calcinados y embalajes, en un hecho “que podría constituir una violación de la normativa SANDACH (Subproductos Animales No Destinados al Consumo Humano)”, señalan.

Se da la circunstancia de que la granja de El Escobar es la misma que ha protagonizado uno de los capítulos más sádicos y escandalosos de maltrato animal en instalaciones de la industria cárnica, cuando en 2012 Igualdad Animal reveló las imágenes de varios trabajadores matando con espadas a cerdas embarazadas para extraerles los fetos. Cuatro años después dos de los trabajadores fueron condenados a un año de cárcel y tres de inhabilitación, en cumplimiento de la máxima pena que contempla la ley para delitos de maltrato animal. No obstante, otros dos acusados se dieron a la fuga y nunca más han aparecido.

La granja El Escobar continuó proveyendo a El Pozo alimentación a pesar de que el escándalo del año 2012 constituyó uno de los peores casos de maltrato en granjas industriales de los que se tenga constancia. A día de hoy y a pesar de la fosa con residuos potencialmente tóxicos y contaminantes El Pozo sigue abasteciéndose de animales de esta granja”, denuncia la organización en un comunicado.

“Este nuevo capítulo en el nefasto historial de la granja El Escobar viene a corroborar la falta de voluntad de El Pozo por trabajar únicamente con granjas que cumplan estrictamente con las normativas de bienestar animal y medioambientales”, señala el director ejecutivo, Javier Moreno. “No sabemos las consecuencias que pueden tener para el entorno natural la acumulación de estos residuos potencialmente tóxicos en una fosa, en claro incumplimiento de la normativa SANDACH. Exigimos a El Pozo que dé una respuesta pública sobre por qué continuó trabajando con esta granja a pesar del escándalo del año 2012 y, asimismo, le pedimos, como líder en el sector, que dé un ejemplo contundente ante este nuevo escándalo en su granja proveedora”, solicita Moreno.

El Pozo, con quien Igualdad Animal llevaba meses en conversaciones para que la empresa implemente un lote de medidas, no se ha pronunciado sobre este nuevo vídeo por ahora ni ha emitido una respuesta a los requerimientos de la organización animalista.