Público
Público

Miles de personas protestan en Santiago contra la reforma sanitaria gallega

La plataforma SOS Sanidade Pública insta a Núñez Feijóo a que mantenga un proceso de negociación encaminado a frenar los "recortes" y las "privatizaciones"

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Manifestación SOS Sanidade Pública en Santiago de Compostela. E.P.

Más de 5.000 personas han secundado la manifestación convocada por la plataforma SOS Sanidade Pública en Santiago de Compostela en la que se ha "retado" al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, a que paralice la reforma de la Lei de Saúde y mantenga un proceso de negociación encaminado a frenar los "recortes" y "privatizaciones" en la sanidad gallega.

La movilización, iniciada a las 12 del mediodía en la Alameda y con presencia de ciudadanos de las distintas áreas sanitarias gallegas y colectivos profesionales, ha estado encabezada por la pancarta de la plataforma, tras la que se han situado los líderes de En Marea, PSdeG y BNG (Luis Villares, Gonzalo Caballero y Ana Pontón, respectivamente) junto con los representantes de los sindicatos CIG, Comisiones Obreras y UGT.

El portavoz de la Plataforma, Manuel Martín, ha denunciado el "desmantelamiento de los hospitales comarcales" que asegura que supondrá la nueva Lei de saúde, la situación de "colapso" registrado en las listas de espera y en la sanidad gallega "en su conjunto" y el progresivo "proceso de privatización" del I+D+i, con los "chiringuitos que se están montando" de gestión privada.

En una plaza de la Quintana en la que todavía entraba la cola de la manifestación cuando se finalizó la acción de protesta, en torno a las 13,30 horas, la actriz Isabel Risco dio lectura al manifiesto de la Plataforma, entre cánticos de los presentes de "este gobierno es una mafia", "recortes en la pública, dinero para la privada" o "presidente privatizador", y con presencia de pancartas alusivas a Feijóo, como la portada por vecinos de la zona de A Mariña que situaban su fotografía en una cruz, bajo la frase "el Cristo de la nieve".

En su manifiesto, la Plataforma ha instado a Feijóo a que retire la reforma de la Lei de Saúde, que se debatirá este martes en el Parlamento, por "formar parte de una estrategia de la Xunta de privatizar la atención sanitaria, trasladando a miles de pacientes de la sanidad pública a la privada", y ha denunciado que "86 pacientes pasan diariamente de la Sanidad Pública a la privada" desde la aplicación en enero de la derivación de los pacientes a la privada.

En esta línea, en el manifiesto se afirma que el proyecto de modificación de la Lei Galega de Saúde "desmantelará los hospitales comarcales, dificultando el acceso a la asistencia especializada a la población rural", "perpetuará estructuras de gestión integrada que someten a la Atención Primaria a las gerencias hospitalarias", "privatizará el I+D+i, acabará con la participación social para el control de la Sanidad pública gallega que pasará a ser una pantomima" y "favorecerá la creación de chiringuitos de gestión".

Con estos argumentos como base, la Plataforma ha exigido la retirada del proyecto de modificación de la Lei Galega de Saúde, que se cumplan los plazos del Decreto Lei de Garantías de las prestaciones sanitarias y se abra un proceso de negociación en torno a "las consecuencias del deterioro del sistema sanitario público gallego, por los recortes y privatizaciones".

Conselleiro amortizado

El portavoz de la plataforma, Manuel Martín, haciéndose eco del "enorme descontento social y profesional que existe con el intento de mantener los recortes que se han producido en los últimos años", ha lanzado el "reto a Feijóo" de mantener una reunión para ver "cómo paralizar la reforma de la Lei y abrir un proceso de negociación en el que participe la ciudadanía, los profesionales, las organizaciones políticas, sindicales y la administración para ver cómo iniciar un proceso de recuperación de los recortes que se han producido".

Martín ha agregado que el conselleiro de Sanidade "está amortizado", tras haber demostrado "una incapacidad tremenda para gestionar la sanidad pública", por lo que ha insistido en que "el tema está en manos de Feijóo", que es el que "tiene que recapacitar".

Union sindical y de los partidos de la oposición

La manifestación secundada por colectivos ciudadanos y profesionales, y que ha concluido entonando el Himno gallego, ha escenificado la unión sindical y de los grupos de la oposición en torno a las reivindicaciones sanitarias de la Plataforma.

Luís Villares, portavoz de En Marea, ha precisado que "la respuesta masiva de la ciudadanía, incluso la que votó al PP" refleja que está "harta de las listas de espera, de los colapsos de urgencias", de las derivaciones "a la privada", y que no se resigna a "que le supriman las áreas sanitarias, a que no haya médicos o les quiten especialistas de los hospitales comarcales".

Por su parte, el secretario general del Partido Socialista en Galicia, Gonzalo Caballero, ha tachado de "fracaso" las políticas sanitarias de Feijóo, por implicar "daños para una ciudadanía que quiere una sanidad pública, gratuita, de calidad y próxima". "Galicia está hoy contra las políticas sanitarias de Feijóo, que tiene que tomar nota para corregir la precarización del empleo, la supresión de las áreas sanitarias o la reducción de servicios, Galicia quiere una política sanitaria del siglo XXI", ha añadido.

Del "deterioro" en la sanidad pública también ha hablado la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, que ha denunciado el "recorte" en "más de 3.000 profesionales o 700 camas" en los últimos años, "con repagos" y con "aumento de las listas de espera", y ha argumentado que el PP y Feijóo usan "la mayoría absoluta contra las personas de este país", como un "cheque en blanco" para "convertir la sanidad en un negocio para unos pocos".

Desde el ámbito sindical se ha abundado en los argumentos planteados por la Plataforma. Así, el secretario general de la CIG, Paulo Carril, ha apelado a "evitar que roben la sanidad pública" a los ciudadanos, con un Partido Popular al que acusó de poner de "excusa" la reforma de la Lei de Saúde para "seguir en ese calendario perverso de privatización". "No podemos permitirnos esta entrada a saco del PP con fondos de inversión y empresas privadas a hacer de la salud un negocio", ha agregado.

Por su parte, Ramón Sarmiento, secretario general de CCOO en Galicia, ha instado a Feijóo a que replantee su postura con las áreas sanitarias, que la Xunta se haga "eco" del "inmenso respaldo de los trabajadores de la sanidad en defensa de la sanidad pública, en urgencias, en atención primaria y en hospitales".

Desde el sindicato UGT se ha descrito una sanidad gallega marcada por su "deterioro" con "urgencias colapsadas, falta de camas", acusando a la Xunta de Galicia de aplicar "reformas unilaterales con objetivo claro de avanzar hacia un modelo privatizador", en declaraciones de José Antonio Gómez, su secretario general en Galicia.