Público
Público

Miles de personas vuelven a Alcorcón para pedir la dimisión de su alcalde por sus comentarios machistas

Entre 1.000 y 5.000 personas, según los organizadores, se manifiestan en el municipio madrileño contra David Pérez, del Partido Popular, por calificó de "frustradas", "rabiosas" y "amargadas" a las feministas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:

La cabecera de la manifestación contra el alcalde de Alcorcón, David Pérez. EUROPA PRESS

MADRID.- El alcalde del municipio madrileño de Alcorcón, David Pérez, del Partido Popular, ha vuelto a ser el objetivo de una manifestación que pedía su dimisión por los comentarios machistas y misóginos que pronunció contra las feministas en el VI Congreso Nacional de Educadores Católicos.

Unas 5.000 personas, según los organizadores -1.000 según la Policía local-, han recorrido las calles de Alcorcón para mostrar su rechazo a David Pérez. Han superado así, pese al frío de una tarde-noche invernal, el número de manifestantes respecto a la anterior protesta contra el alcalde. En esta ocasión, la protesta había sido convocada por los partidos municipales de la oposicion PSOE, Ganar Alcorcón e IU-LV.

A las 18:00 horas ha comenzado la manifestación desde el Polideportivo Los Cantos. Conforme el grupo manifestante recorría las calles del municipio, más personas se iban sumando a la protesta. En ella se podía ver con facilidad que había tanto hombres como mujeres y de todas las edades.

"David Pérez dimisión" era la consigna clara y recurrente. No obstante, los cánticos contra el alcalde eran múltiples y criticaban el machismo de él y de su partido, el PP.

"Es increíble que en el siglo XXI tengamos un alcalde que no respeta a las mujeres y a quienes luchan por la igualdad. Aunque no es nueva esa actitud en su partido", explicaba con indignación una vecina de Alcorcón.

Al llegar a la Plaza de la Hispanidad, lugar donde terminaba la manifestación, las organizadoras han recordado las palabras de Pérez contra las mujeres, sus actos y actitudes machistas y las han calificado de "habituales desde su llegada a Alcorcón".

Posteriormente, para finalizar el acto de protesta, han defendido la necesidad de plantear una moción de censura y pedir su dimisión.