Público
Público

Una nueva solución para comprar y vender reservas de hotel no cancelables 

Publicidad
Comentarios:
Hotel Reembolsing

¿No te ha pasado en alguna ocasión que te has hecho con una reserva, sin opción de cancelación o reembolso, porque estaba bien de precio y, a última hora, has visto que no podrías disfrutarla? Lo mismo ocurre en el sentido opuesto, que hay quienes se esperan hasta el final para hacer planes y se les pasa por la cabeza que una escapadita es lo mejor que les podría pasar para reponer energías, van a buscar posibles reservas y ninguna les convence. Toma nota porque Reembolsing es la solución ideal para ambas partes (para el que quiera recuperar su dinero y para el que se quiera hacer con una reserva estupenda en el tiempo de descuento).

La plataforma Reembolsing, está cambiando el sector de las reservas de hotel para que siempre sea el cliente el que salga ganando.

El principio fundamental de la plataforma Reembolsing es la economía colaborativa. Es decir, la plataforma surge como un medio en el que conectar a los usuarios para poder comprar y vender las reservas en hoteles que cuentan con tarifas que no se pueden reembolsar o cancelar. Con Reembolsing, los clientes tienen la oportunidad de recuperar su dinero y, al tiempo, otros se pueden beneficiar de esa venta y adquirir una reserva a un bajo coste.

¿Cómo funciona Reembolsing?

Lo único que tienes que hacer es registrarte en su página web. En el caso de que te interese dar a conocer tu reserva, tendrás que subirla a la plataforma (el proceso es rápido, fácil, eficaz y totalmente gratuito).

Reembolsing lo que hará será verificar que tu reserva es no reembolsable y no cancelable y hacerla pública en su plataforma. Si alguien está interesado en tu oferta, podrás recuperar una buena parte de ese dinero del viaje que habías planificado pero que al final, por el motivo que sea, no se pudo llevar a cabo. Y la otra parte tan contenta también, porque si entras buscando una reserva de hotel con un precio atractivo, Reembolsing es tu lugar. La persona a quien se la vas a comprar hizo su reserva con tiempo y, precisamente por no ser cancelable o reembolsable, contaba con un precio bajo.

Desde la plataforma se ocupan de todo. Ellos son los que harán el cambio de nombre de la reserva una vez se venda. Mientras tanto, la reserva sigue siendo propiedad del usuario y él puede hacer las modificaciones pertinentes en todo momento.

Por norma general, se publican reservas con una antelación de unas dos o tres semanas con un descuento que puede llegar hasta el 40% sobre el precio que se pagó inicialmente. En Reembolsing cuentan, además, con un programa de colaboración para establecimientos hoteleros, por eso se pueden obtener importantes beneficios. Y, lo más importante, en caso de duda se puede contar con que siempre hay un equipo detrás dispuesto a ayudar que se encarga, entre otras cosas, de verificar que todas las reservas son verídicas.