Público
Público

Violencia de género Juana Rivas vivirá con sus hijos en Italia mientras asiste a la vista por su custodia 

El juzgado Italiano autoriza a la madre de Maracena a convivir a solas con sus hijos durante su estancia en Cerdeña donde tendrá lugar un juicio para decidir su custodia. Rivas ha recaudado unos 9.000 en microdonaciones a través de una plataforma de Internet para financiar el proceso judicial.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:

Juana Rivas. EFE

Juana Rivas y su expareja, el italiano Francesco Arcuri, comparecerán este martes en un Juzgado civil de Cagliari, capital de Cerdeña, donde han sido citados para una vista que decidirá sobre la custodia de sus dos hijos menores. La aceptación a última hora de una petición de sus abogados, permitirá a la madre de Maracena quedarse con sus hijos a solas desde esta lunes (en el que arriba a Italia) hasta el próximo día 1 de noviembre.

Este auto, que sus abogados han conocido este fin de semana, ha sido determinante para que Juana "haya cogido fuerzas" para desplazarse a Italia, puesto que en un principio se barajó la posibilidad de pedir la suspensión de la vista por motivos de salud, dado que ha estado "muy mal la última semana", también anímicamente, según ha detallado a Europa Press uno de sus letrados, Juan Manuel Pérez.

La vista, en la que declararán tanto Rivas como Arcuri, ha sido fijada a partir de las 9 de la mañana y dará inicio al procedimiento sobre la custodia de los menores en Italia, lugar en el que los niños residen con su padre, según ha explicado a Efe el letrado que acompaña a Rivas, Juan Manuel Pérez García.

Según este letrado del despacho sevillano de José Estanislao López, Rivas, que permaneció casi un mes en paradero desconocido antes de entregar a sus dos hijos a su expareja, tratará de exponer ante el órgano judicial su situación como víctima de malos tratos y reclamará la custodia de sus hijos para que regresen a España.

Pérez García se ha referido a la alegría de la madre por poder estar durante unos días con sus hijos, que se encuentran en Carloforte con su padre desde que este los llevara desde España a finales de agosto.

En unas breves declaraciones a Efe la propia Juana Rivas se ha mostrado esperanzada con la vista judicial de mañana en Italia: "Un día sentí que lo perdía todo. Ahora siento que tengo todo por ganar", ha indicado.

El padre no se opone a la resolución judicial que permitirá a la madre estar con sus hijos estos días en Italia, pero pretende que el encuentro se produzca en presencia de alguien de su entorno y no solo de la abogada de Rivas, ha explicado por su parte a Efe su abogado en España, Enrique Fabián Zambrano.

Rivas acudió el pasado 5 de septiembre a declarar ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que la mantiene como investigada por la presunta sustracción de sus hijos, con quienes estuvo casi un mes en paradero desconocido para no entregarlos a Francesco Arcuri, que fue condenado en 2009 por lesionarla y al que Juana denunció nuevamente por maltrato en julio de 2016.

Su declaración se produjo después de que el pasado 28 de agosto acatara finalmente la orden judicial que la obligaba a entregar a los menores, de 3 y 11 años, a su padre, con quienes los niños permanecen desde entonces en la pequeña isla italiana donde residían antes de que Juana Rivas decidiera no regresar a Italia por el supuesto maltrato del que dice haber sido víctima

Recauda 9.000 euros en donaciones

El pasado 26 de septiembre Juana Rivas iniciaba una campaña de recogida de fondos para poder hacer frente a los costes judiciales que necesitará para en su lucha por recuperar la custodia de sus hijos.

Hasta la fecha ha recaudado cerca de 9.000 euros (8.846) a través de una petición de micromecenazgo abierta en la plataforma 'GoFundMe' para recaudación de fondos solidarios. 

El objetivo de la campaña se ha cuantificado en 60.000 euros y los donativos van desde los 500 euros de algunos usuarios hasta pequeñas donaciones de unos diez euros, la mayoría anónimos pero algunos también de asociaciones como la Red de Mujeres Frida.