Publicado: 05.09.2016 22:12 |Actualizado: 05.09.2016 22:12

‘Los 8 de Yesa’ reclaman la
absolución tras eludir la cárcel

Recurren ante la Audiencia de Zaragoza la sentencia que les impuso varias multó
por resistencia y les exculpó de atentado, mientras los guardias civiles que los
acusaban piden al tribunal que eleve las indemnizaciones.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 8
Comentarios:
'Los 8 de Yesa’, con el actual alcalde de Artieda, Luis Solana, en los juzgados de Zaragoza.

'Los 8 de Yesa’, con el actual alcalde de Artieda, Luis Solana, en los juzgados de Zaragoza.

ZARAGOZA.- Los 8 de Yesa reclaman la absolución ante la Audiencia de Zaragoza: han pedido al tribunal provincial que revoque la condena por resistencia a la Guardia Civil que dictó la magistrada del Juzgado de lo Penal número 1 de la capital aragonesa y anule las 16 multas por 16.380 euros que les impuso.

La resolución, que les absolvió de los cargos de atentado por los que inicialmente se enfrentaban a penas de cárcel de hasta seis años y medio de prisión, condenó también a varios de los acusados a indemnizar con 5.850 euros a cinco de los siete agentes que ejercían la acusación particular, y que inicialmente solicitaban 22.000. Estos, representados por el letrado Mariano Tafalla, han recurrido también la sentencia, en este caso para solicitar una revisión al alza de esas cantidades pero dando por buena la parte penal de las condenas.



Los 8 de Yesa, encartados por haber participado en octubre de 2012 en una protesta contra las expropiaciones para recrecer el embalse de ese nombre a la que asistieron varias decenas de activistas sociales y ambientales y vecinos del pueblo, y que derivó en una carga de los antidisturbios de la Guardia Civil, sostienen en sus recursos, presentados por los Abogados José Luis Lafarga y Gema Garreta, que la sentencia vulnera varios derechos.

Derecho a la presunción de inocencia

Según las defensas, la resolución carece de motivación por no especificar las pruebas de cargo que llevan a la conclusión condenatoria en cada caso e incluye presuntas incongruencias, como declarar probado que un acusado llegó a golpear a dos agentes que se encontraban en dos zonas distintas del altercado.

El recurso alega la presunta pérdida de imparcialidad de la magistrada, denuncia una supuesta vulneración del derecho a la presunción de inocencia y recoge aspectos que las defensas consideran clave, como la intervención en la que el forense sostuvo que varios denunciantes habían perdido la imparcialidad ─algunos guardias civiles atribuían a los acusados lesiones anteriores al incidente y ocultaron otras posteriores─ u otra en la que un cabo admitió que al menos una de las lesiones en tela de juicio podría haber sido provocad por un mal uso del escudo que los agentes utilizan en sus intervenciones.

También sostiene que, en el caso del diputado oscense de Unidos Podemos, Jorge Luis, las imágenes del incidente señalan que no forcejeó con los agentes sino que se limitó a apartar la boca de un fusil junto a su cabeza.

“Defender la tierra no es delito”

Los 8 de Yesa sostienen que la sentencia les provoca una situación de indefensión, ya que incluye una justificación de la carga policial sin valorar argumentos expuestos por las defensas, como el hecho de que hubiera podido evitarse o, en cualquier caso, realizarse de una manera menos expeditiva.

Los ocho acusados, que obtuvieron el apoyo de numerosas instituciones y colectivos antes y después del juicio ─los concejales de Zaragoza en Común (ZeC) aportaron parte de su sueldo para pagar las multas─, mantuvieron en sus declaraciones durante el juicio por la protesta contra las expropiaciones para recrecer Yesa, una de las obras que más polémicas y conflictos genera desde hace décadas en Aragón, que “defender la tierra no es delito”.

“Nunca por nuestra parte ha habido un ápice de violencia contra las máquinas o contra los trabajadores. Nos da mucha tristeza lo que ha pasado en nuestra tierra”, declaró Miguel Ángel Palacín, juez de paz de Artieda y uno de Los 8 de Yesa.