Público
Público

79-67.El Iurbentia rompe su mala racha con un triunfo muy valioso sobre Unicaja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Iurbentia Bilbao Basket ha roto la mala racha en la que se encontraba, seis derrotas seguidas y ocho en nueve partidos, con una victoria muy valiosa de cara a la clasificación para el play-off por el título.

Con este triunfo, el equipo bilbaíno se recupera en la tabla, donde sube al sexto puesto y vuelve a tener una buena ventaja sobre el noveno, del que ha vuelto a ponerse a dos victorias ya con sólo seis jornadas por disputarse.

El Unicaja ha sido precisamente el equipo que ha cedido la sexta plaza al conjunto hoy local y se obliga a jugar en adelante al límite en la pelea por entrar en la lucha por acabar entre los mejores del campeonato.

El Iurbentia ha vuelto por donde solía y lo ha hecho en buena parte con lo que le llevó a ser la revelación de la temporada, es decir intensidad, entrega, buena defensa y la aportación de sus dos bases, Marcelinho Huertas y Javi Salgado.

El brasileño fue, no obstante, el que lideró la victoria con sus 22 puntos finales, 18 de ellos en la segunda parte, y también 22 de valoración. Salgado, por su parte, anotó la canasta clave del choque, un triple que puso el marcador 72-67 a falta de dos minutos para el final.

Esa importante canasta acabó con una fase de ineficacia de ambos equipos en ataque en los momentos en los que el encuentro no terminaba de escorarse para uno u otro lado.

La 'sequía' ofensiva, en todo caso, fue mayor por parte de los visitantes, a los que les costó muchísimo anotar en un último cuarto en el que apenas si sumó diez puntos y solo fue capaz de conseguir tres canastas.

Ese falta de decisión y tino de los de Sergio Scariolo chocó con la exuberancia de Huertas, impresionante en la segunda mitad del primer partido de la temporada en el que no ha salido de titular.

El base paulista contó con buena ayuda de Salgado, Banic, Recker y de los dos pívots que juegan en la posición de '5', Mile Ilic y Drago Pasalic, quienes por un día hicieron olvidar al añorado Frederic Weis. Pasalic incluso llegó a ofrecer unos minutos espectaculares ante Boniface Ndong.

En el Unicaja, que empezó bien, no estuvieron mal Carlos Jiménez, Ndong, Bojan Popovic, Jiri Welsch y, en algunas acciones puntuales, Marcus Haispil. De todos modos, en los momentos decisivos todos se nublaron.

Comenzó mandando en el marcador el Unicaja, que se puso 0-2 y 2-5 para ya no dejar de llevar la iniciativa en todo el primer cuarto, en el que fue ampliando diferencias (8-12, 14-20) hasta el 18-25 con que un triple de Sanders sobre la bocina selló los diez primeros minutos.

Abrió aún más hueco al inicio de la segunda mitad el equipo malagueño (22-30), pero a partir de ahí empezó a hacerse más férrea la defensa local y el Iurbentia se fue acercando hasta lograr remontar y adelantarse dos veces (34-33 y 35-34) antes del descanso, al que se llegó con mínima ventaja visitante (36-37).

En la segunda parte, aunque ya desde pronto con el conjunto bilbaíno por delante apoyado en la gran actuación de Huertas, se mantuvo la igualdad hasta poco del final, cuando llegó el triple de Salgado que abrió demasiada brecha para un Unicaja que iba claramente a menos.

- Ficha técnica:

79.- Iurbentia Bilbao Basket (18+18+22+21): Salgado (11), Recker (8), Quincy Lewis (8), Banic (7) e Ilic (4) -cinco inicial-; Marcelinho Huertas (22), Vázquez (3), Savovic (5), Rancik (2) y Pasalic (9).

Entrenador: Txus Vidorreta.

67.- Unicaja Málaga (25+12+20+10): Popovic (10), Welsch (11), Jiménez (13), Haislip (9) y Ndong (9) -cinco inicial-: Kus (3), Berni Rodríguez (5), Sanders (3), Gabriel (1) y Santiago (2).

Entrenador: Sergio Scariolo.

Parciales: 18-25, 36-37 (descanso); 58-57 y 79-67 (final).

Árbitros: Emilio Pizarro, Lluis Girao y Francisco José Araña. Sin eliminados por faltas personales.