Público
Público

Tohil Delgado Absuelven al exlíder del Sindicato de Estudiantes acusado de agredir a un policía

También exculpan a otras seis personas que participaron en los hechos en 2010 en el distrito madrileño de Carabanchel. 

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

El exlíder del Sindicato de Estudiantes Tohil Delgado - EFE

El Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid ha absuelto al exsecretario general del Sindicato de Estudiantes, Tohil Delgado, por haber agredido a dos policías en 2010 en el distrito madrileño de Carabanchel.

En la sentencia la magistrada María del Pilar Casado absuelve a Delgado del delito de atentado contra la autoridad que le imputaba la acusación particular, que pedía tres años de prisión, mientras que la Fiscalía reclamaba el pago de una indemnización por una falta de lesiones.

Además, absuelve también a otras seis personas que participaron en los hechos y tan solo condena a una chica a un mes y medio de prisión por un delito de atentado con atenuante de dilaciones indebidas conmutable por una multa de 450 euros, a lo que deberá añadir otros 1.230 para indemnizar al agente herido.

Los hechos ocurrieron la madrugada del 3 de octubre de 2010 en la calle de la Oca, en el distrito de Carabanchel, cuando dos policías requirieron la documentación a un hombre de nacionalidad ecuatoriana, que viajaba con dos personas más, al entender que conducía en estado de embriaguez, si bien se negó a presentarla.

En ese momento apareció Tohil Delgado junto a su pareja de entonces y se puso a grabar en su móvil lo que estaba ocurriendo, hasta que un policía se percató de ello y se acercó para identificarle.

Delgado echó a correr hasta ser alcanzado por el policía, quien lo esposó y lo trasladó hasta donde estaba su compañero, apoyándolo en la pared; posteriormente "le tumbaron bocabajo tras golpearle en una pierna", sin que se haya identificado al agente que lo realizó y "otro agente le puso un pie encima de la espalda".

Mientras tanto, una de las acusadas se abalanzó desde detrás sobre uno de los agentes golpeándole en la ceja izquierda y dándole puñetazos y patadas, por lo que cayó al suelo; luego le agarró del cuello hasta que otro de los acusados les separó.

La jueza considera que no se ha acreditado que cuatro de los acusados golpearan o insultaran a un agente ni tampoco que otro de los procesados diera un pisotón a propósito a otro policía ni que cogiera la emisora que había extraviado.

Esta resolución no es firme y contra la misma cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Más noticias en Política y Sociedad