Público
Público

Aschwin Wildeboer bate el histórico récord de López Zubero en 100 espalda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aschwin Wildeboer batió hoy en los Campeonatos de Europa de Eindhoven (Holanda) el histórico récord español de 100 metros espalda que estaba en posesión de Martín López Zubero desde 1992.

Los españoles comenzaron una competición internacional como hace años que no se recuerda. A lo largo de la jornada cayeron cuatro plusmarcas, todas ellas rebajadas por nadadores jóvenes: Mireia Belmonte, en 400 estilos; Melquiades Alvarez, en 200 braza; y Rafa Múñoz, en 50 mariposa, además del citado de Wildeboer.

Sin embargo, Belmonte, la joven promesa de la natación española, no pudo volver a rebajar su mejor marca en la final de la tarde y fue última, descolgada desde el principio de la cabeza de la carrera, en la que se impuso la italiana Alessia Filippi, seguida de la húngara Katinka Hosszu, medallista de plata, y de la rusa Yana Martynova, bronce.

La española, de 17 años, había logrado ya la mínima olímpica para Pekín 2008 y batir su propio récord nacional, pero esperaba más por la tarde y no pudo bajar de 4:47.56, el peor crono de todas las finalistas. La medallista de oro hizo 4:36.68; la de plata, 4.37.43; y la de bronce, 4:37.86.

En los 100 espalda, Wildeboer, nacido en 1986, ganó su serie y pasó a la final con el segundo mejor crono tras el griego Aristeidis Grigoriadis, primero con 54.33 en la otra semifinal.

El récord de López Zubero estaba en 54.67 desde el 26 de febrero de 1992, en Palma de Mallorca. Este es un tope histórico del mejor nadador español de todos los tiempos, ya que López Zubero es el único medallista de oro español en unos Juegos Olímpicos, en los de Barcelona'92, en 200 espalda.

Otra española que obtuvo su paso a una final continental fue Angela San Juan en 50 mariposa y mañana luchará por las medallas con la octava mejor marca, 26.96.

El mejor tiempo de los 50 mariposa fue para la sueca Therese Alshammar, que paró el crono en 26.91, cuando ella misma posee el récord del mundo desde junio de 2007, en Barcelona, con 25.46.

San Juan reconoció que no había nadado bien y que había salido regular, aunque mejor que esta mañana. La española intentará batir su récord nacional de la distancia, 26.78.

Melquiades Álvarez, que por la mañana había batido el récord de los 100 braza, y Borja Iradier fueron penúltimo y último en las semifinales de esa prueba sin opciones de pelear por los ocho primeros puestos.

Álvarez sufrió un problema con el cordón del bañador y se vio frenado por esa circunstancia. No pudo repetir su récord de las series, 1:01.48, a dos centésimas de la mínima olímpica.

Tampoco pudo hacerlo Iradier, que tenía la mejor marca nacional hasta hoy, y en las semifinales hizo 1:02.54.

En los 200 espalda, la francesa Laure Manaudou, en su primera prueba en esta ciudad del sur de Holanda, obtuvo el mejor registro de las semifinalistas, con 2:09.23, por delante de la húngara Nikolett Szepesi, 2:09.46.

La italiana Alessi Filippi no se clasificó para la final y fue décimo con 2:15.61, tras haber ganado la medalla de oro en los 400 estilos.

En los 200 espalda, la española Escarlata Bernard peleó por un puesto entre las ocho mejores y logró con la sexta mejor marca, 2.11.01, un tiempo que le da la mínima olímpica para Pekín, que la federación había establecido en 2:12.58.

El ruso Yury Priliukov revalidó su título europeo en los 400 libre al superar en la llegada al italiano Massimiliano Rosolino y a su compatriota Nikita Lobintsev.